Kimbra visita México para presentar su más reciente material, Primal Heart, su tercer álbum que incluye la colaboración de Skrillex.

Fot: Warner Bros. Records

Kimbra visita México para ser parte del Corona Capital que se realizará este fin de semana en Guadalajara, luego de la parada que hizo en el Sala de la Ciudad de México. Aquella cantante que junto a Gotye interpretaran, ese tema que engrosa las filas de los one hit wonders, “Somebody That I Used To Know”. La interprete neozelandesa de  29 años usará de pretexto esa presentación para mostrar Primal Heart, su reciente larga duración lanzado apenas el año pasado.

 

Esta vez decidiste grabar tu disco Primal Heart en Nueva York, contrario al anterior que lo hiciste en Los Ángeles; qué tan oferente fue para ti trabajar un disco en la costa este y otro en la oeste del los Estados Unidos? 

En verdad es algo muy diferente de hacer. Muchos se mudan a Los Ángeles para ser parte de la industria musical y de todas las oportunidades que hay ahí. Para este disco quise ser como una niña en el patio de recreo para explotar ampliamente mi imaginación. Quería posicionarme en una realidad diferente, en algún lugar donde pudiera estar rodeada de la vitalidad de la vida en todas sus formas.

Esta vez, quise explorar algunas otras opciones. Quería ser un niño en el patio de recreo y explorar la amplitud de mi imaginación. Quería basarme en una realidad diferente, en algún lugar podría estar rodeado de la vitalidad de la vida en todas sus formas.

¿Cómo fue que decidiste mudarte a Nueva York?

Anteriormente, cuando iba de visita a Nueva York me invadía esa abrumadora sensación de audacia. Sentía que podía ser yo misma, conocer diferentes clases de personajes y deseaba sacar provecho de ello. Creo que esto se ve reflejado a lo largo del disco anterior, porque pude hablar de una manera más directa a diferencia del pasado. Supongo que eso fue gracias al hecho de haberme inmerso en una ciudad que te exige asomarte a la ventana y mirar todo lo que justo frente a tus ojos, pero también que interactúes a diario con la gente. Hasta el clima político lo encuentras justo a puerta de tu puerta 

¿Cómo el nombre Primal Heart para tu nuevo álbum?

Surgió de un comentario hecho por John Congleton, con quien coproduje el disco; se trató de una poderosa letra que aparece en la canción “Human”: “I’ve got a heart that’s primal, and I need your love for my survival”. Comencé a escuchar las canciones que formaban el disco y noté que muchas de ellas eran sobre este tipo de instinto, lo que nos conecta como seres humanos y las cosas que conforman el corazón primigenio; como el amor, pero a veces también la soledad, orgullo y ego, un anhelo de trascendencia y todas estas cosas diferentes. Pensé en lo que quería hacer con el álbum, hacerlo más personal con la gente y más vulnerable, más directo como cuando  hablo con mi audiencia. Primal Heart se sentía como la forma más directa en que podía hacerlo.

Si tuvieras que hacerlo, cómo explicarías Primal Heart?

Primal Heart trata sobre el viaje y evolución propias de la especie humana. Para bien o para mal, debemos unirnos colectivamente para ser mejores y terminar los ciclos e la historia. Es algo con lo que podemos reconocer en todas las culturas: poner a algunas personas en pedestales mientras despreciamos a otras. Este álbum aprovecha la conversación más grande de “¿Qué somos? ¿Quienes somos? ¿Nos escaparemos de los ciclos en los que nos encontramos?”.

¿Cómo eliges a quién invitar a colaborar en canciones tuyas, como Skrillex en “Top Of The World”?

Inicialmente tuvimos algunas sesiones. Originalmente queríamos terminarlo juntos, pero él justo regresaba a trabajar en lo suyo. Sin embargo quería involucrarlo en el disco de alguna manera, pienso en lo mucho que me inspiró.

¿Desde que ganaste los premios Grammy, de qué manera han afectado o impulsado tu trabajo?

Naturalmente cualquier cosa que te brinde gran éxito, naturalmente trae consigo tanto presión como liberación; pero esto se trata de hacia cuál te inclinas y de qué forma permites que guíe tus próximos pasos. El torbellino de esa experiencia me impulsó a ser más libre y audaz con los materiales de estudio que he hecho. Canalicé la presión hacia algo que me llevó a ser más y más creativa. Para mi, de ese modo es como creces.

Para tu show en Corona Capital, ¿cómo es que das vida a Primal Heart? ¿Qué pueden esperar los fans?

Es un show muy visual. Ponemos muchísima energía, no sólo en los visuales que aparecen en las  pantallas, sino que también el show de luces es súper dinámico. Me acompañan en el escenario dos increíbles músicos electrónicos. Hay muchos sampleos en vivo, muchas texturas y sonidos diferentes, cada minuto sucede algo nuevo. Estoy encontrando una nueva forma de interpretar algunas de las canciones y estoy tocando un montón de material nuevo.

Mientras no estás componiendo, dando conciertos o de gira, ¿a qué le dedicas tu tiempo?

Soy una lectora empedernida, amo leer libros. Me encanta descubrir parques, distintos tipos de naturaleza y hacer viajes fuera de la ciudad. Me gusta pintar un poco, hacer acuarelas; no soy muy buena, pero lo encuentro muy relajante. Me fascina la teología y filosofía religiosa, leo mucho sobre espiritualidad; eso también forma gran parte de mi vida. Me encanta cocinar.