Conoce la interesante construcción pop del tercer disco de Gizmo Varillas, que desde Londres se inspira en Natalia Lafourcade y Mulatu Astatke.

Gizmo Varillas se acercaba a los 30 y comenzó a madurar en muchos sentidos, así mismo comenzó a deconstrirse como ser humano y a meditar, valorar muchas cosas de la vida a través de la construcción musical, con eso detrás es que empezó a idear Out of the Darkness, su tercer disco que fue lanzado el pasado de 5 de junio.

Para conocer todos los secretos que guarda este excepcional disco tuve una videollamada con su creador:

-En estos momentos mientras promocionas tu nuevo disco ¿quién es Gizmo Varillas?

Pues ahora mismo estoy haciendo muchos loops, y muchos vídeos. Estoy trabajando en mi música en una manera diferente, de una manera distinta. Ahora que estamos encerradas en casa y no podemos salir. Estoy reinventandome, como he grabado toda mi música desde el principio en mi casa, lo que estoy haciendo ahora es grabar cosas para preparar un show en vivo.

Estoy estoy haciendo lo que se llaman loops. Estoy usando un pedal que es un looper y me facilita lograr arreglos de mis canciones, en el estudio con los instrumentos que tengo aquí, y voy añadiendo cosas porque no puedo tocar todo al mismo tiempo, por ejemplo, puede poner un bajo y luego, la guitarra y la percusión y todo en el mismo momento. Y eso me facilita crear las canciones de una forma distinta que no podía hacer antes.

Porque normalmente, cuando se hace una canción acústica, tomas la guitarra, cantas y es todo. Pero ahora mismo es algo que a través del encierro,estaba intentando pensar en formas de de hacer música distinta.

Ahora mismo estoy experimentando un poco, intentando ser un poco más creativo, en una forma de presentar la música en vivo. Y la verdad es que la reacción que ha tenido, de momento ha sido muy buena y estoy muy contento de haberlo hecho, porque también Lo bonito es que, claro, al grabar todo en casa, pues Estoy acostumbrado a hacer los arreglos, entonces el poder enseñar eso La gente es está bastante bien, porque normalmente, antes yo, cuando tocaba canciones en acústico, no podía transmitir todo, todas las las capas y las texturas de la música. Así que ahora estoy muy contento.

-Mi apreciación es que estas canciones las escribiste desde una primera persona, a manera de vivencias personales, no de ficción ¿es correcto?

Sí, efectivamente, especialmente en este álbum es muy, muy personal, muy mío. Hablo de historias personales de mi pasado. Yo al al haber nacido en Santander, en España, me mude con mi familia a Inglaterra a los cuatro años y estuve viajando bastante entre los dos países. La verdad es que era difícil para mí encajar, porque siempre estamos viendo de un país a otro y no me sentía ni español ni inglés.

Siempre estaba en medio y por eso yo creo que ahora me considero una persona del mundo, me atraen culturas de todas partes del mundo y de alguna forma estoy creando mi propia identidad. Entonces de lo que trata de este álbum llamado Out of the Darkness es de eso, de salir de la oscuridad.

Estoy hablando de estas situaciones difíciles que he tenido que que superar al estar moviéndome tanto. Yo cuando estuve en España a los trece años, poco a poco me estaba aislando del mundo. No me sentía bien, Entré a una depresión bastante fuerte y deje de ir al colegio. No estaba comiendo, no tenía amigos.

Estaba en casa encerrado y llegó hasta un punto que ya iba a peor y mi madre me tomó y nos fuimos para Inglaterra de nuevo, y para mi eso eso fue como una oportunidad para empezar mi vida de una forma. Era como un comienzo de nuevo, es de eso de lo que habla el disco, es como un renacer de una forma es llegar a tu punto más bajo en la vida y no saber cómo salir de ello, pero el poder salir y seguir adelante y el poder haber ido a Inglaterra de nuevo.

Yo tomé esa oportunidad y poco a poco, y gracias a eso, estoy aquí haciendo música. En realidad estoy aquí porque cuando me mudé a Inglaterra, empecé a ir a conciertos, empecé a hacer amigos. Poco a poco esa parte estaba sanando de alguna forma. Luego, de alguna manera, cada concierto que iba me estaba sanando y, me llevó a tocar la guitarra, empezar a crear canciones y de alguna forma, el escribir este álbum ha sido muy terapéutico.

Pensando mucho en mi pasado y lo que me ha pasado a mí, mi vida y y es como un poco es como un diario donde hablo de mis pesares, pero al final es como llegado al otro lado. Cómo he llegado hasta hasta este punto donde estoy ahora.


Nunca había hablado de esto, esta es la primera vez, y si hay alguien allá afuera que la esté pasando mal, ojalá le llegue este álbum, porque con él lo que quiero transmitir es esperanza.

 


-¿Hace cuánto que comenzó este proceso para sanar para renacer y transformarte en el Gizmo de hoy en día?

Pues ya son quince años, llevo quince años y este es el momento donde en realidad acabo de darme cuenta. Es como que he despertado, y de alguna forma estoy como reflejando un poco en los años pasados y la verdad es que ha sido un proceso lento.

Ha sido un proceso que ni siquiera yo sabía que estaba pasando. Por eso es lo interesante, cuando estás lo estás pasando mal. No sabes la realidad. Yo pensaba que eso era era lo normal. Ni siquiera sabía que lo estaba pasando tan mal. Pero ahora mismo sí, Sí miro hacia atrás. En realidad veo todo como un poco más de perspectiva. Yo creo que es este álbum es muy de eso, de mirar todo con un poco de perspectiva.

Lo bonito de la música es que te facilita tomar emociones que no sabías que tenías, yo, por ejemplo, cuando escribo una canción, muchas veces igual me salió una letra y ni siquiera sé de dónde vienen. Pero es algo innato desde dentro de mí. Yo creo que cada uno de nosotros por dentro estamos atraídos por un por cierto tipo de temáticas, y eso hace que te atraigan ciertas cosas o que hagas click pues.

-De camino a la construcción de este disco ¿de dónde te nutriste musicalmente para lograr este sonido tan peculiar que a veces puede sonar a Natalia Lafourcade o en otros momentos a Mulatu Astatke?

Pues tengo muchas influencias latinoamericanas Me encanta Jaime Torres, tengo aquí un charango. Me fascina el sonido del charango. Me parece uno de los instrumentos más bonitos del mundo. Me encanta su textura.

El estilo de rasgueo de Jaime Torres con el charango lo quería incorporar en la primera canción, siento que le da un toque místico, el rasgueo con un poco de delay, y a eso le sumé unos sintes y eso hace que te transportes a otro mundo y esa canción te abre la puerta.

Un álbum te lleva de la mano por diferentes montañas, valles y llanuras. Es que te lleva por un camino muy particular y cada canción es un un terreno distinto donde te lleva con esas diferentes texturas y colores Y bueno, el charango para mi fue un instrumento bastante importante para para empezar el álbum.

También me gusta mucho la música y los ritmos africanos. Entonces, para una canción como “One Day at a Time”, por ejemplo, me inspiré en la música highlife y el afrobeat. Tuve la suerte de poder colaborar con Tony Allen, que fue el baterista de Fela Kuti y él ha sido un héroe mío de este pequeño.

Siempre estaba escuchaba sus canciones y siempre estaba analizando todo lo que hacía con la batería y aprendiendo de él. Para mi escuchar a Fela Kuti fue como tomar un masterclass de batería de world beat. Al final a través de los managements le hice llegar mi canción “Saving Grace” y le encantó, quería tocarla, decía que le gustaba mucho la guitarra y la voz. Así que me escribió para quedar de vernos en Londres.

Vino aquí a Londres a un estudio y nos conocimos, un chico majísimo y ya te digo, tenía setenta y ocho años y todavía tocaba con jóvenes como yo, con artistas nuevos, Hizo como dos tomas y perfecto. Fue uno de los mejores días de mi vida ver a la leyenda tocando.

A veces te dicen no conozcas a tus héroes, pero para mi fue impresionante a esa edad verlo tocando y aún salir de gira, aunque lamentablemente falleció hace poco, su último disco es una joya, pero creo que dejó como 79 discos en toda su carrera.

Sobre Natalia, si la conozco, toque con ella de telonero en Londres cuando estuvo ella por aquí y la conoce aquí, en el local donde tocamos y me encanta su musica. Es una de mis artistas favoritas y la verdad es que me encanta lo que está haciendo ahora mismo. Creo que es una leyenda de la música.

Pues para mi es es impresionante lo que está haciendo el poder celebrar la cultura mexicana como lo está haciendo. Me parece impresionante. Y de la forma de lo que está haciendo es está muy bien porque está celebrando cultura, está celebrando la música. No, no para hacer pop o para hacer dinero, lo está haciendo por el patrimonio cultural.

Ella podría hacer pop y ser tan grande como quisiera, pero ella es real y auténtica, todo lo que hace, lo hace por la cultura.

-¿Qué tan difícil fue para ti fusionar estas influencias para darle vida a algo propio de Gizmo Varillas?

Para mí siempre ha sido algo bastante natural, el poder poder transmitir diferentes culturas y poder adaptarme. Yo Creo que es porque al viajar tanto de país a país, yo siempre he tenido que adaptarme a mis alrededores. Siempre he sido el que se adapta a lo que hay, entonces, de alguna forma, yo creo que eso me ha dado la habilidad de poder por ejemplo, escuchar un tipo de música y si me atrae y me apasiona realmente adaptarme a ella y poder crear algo que es personal mío y que tiene como ese ese sabor, esa textura y al mismo tiempo hacerlo como mío propio, también la me gusta mucho el poder combinar todas estas culturas y no encerrarme una caja, porque yo realmente no se me consigue una persona creativa y siempre, siempre me gusta No limitarme. Yo creo que limitarte como artista es cerrar puertas, cerrar posibilidades.

Así que disfruta de la música de Gizmo Varillas, un ciudadano del mundo que fusiona con pericia y tino mucha de la música de la cultura pop de los últimos 50 años.