La combinación entre Knotfest y Force Fest ofrece una buena variedad de géneros, sobre todo del metal y sus derivados. Hay heavy, death, black, nü, hardcore… y como en todo, hay alguna propuesta que puede ser analizada desde una perspectiva de banda leyenda, como por ejemplo W.A.S.P.

Fundada en 1982, la banda ha sido una de las realmente importantes en eñ mundo del Heavy Metal/Hard Rock. Quienes ya los conocen saben de sobra los diversos escándalos que han acompañado su carrera, los pleitos contra asociaciones religiosas y de protección animal por ejemplo, sin embargo, debajo de eso lo que ha existido siempre ha sido un grupo de personas, encabezadas por Blackie Lawless que ha creado discos excepcionales.

Con los años, Blackie ha cambiado mucho de su personaje en escena. Dejó de lado el taparrabos de piel con una sierra en la parte frontal, abandon+ó también la idea de lanzarle carne cruda al público y dejó de tocar “Animal (Fuck Like a Beast)” porque cree que ya cumplió con su misión de provocar a la gente, aunque muchos opinan que se debe a que al ser cristiano renacido, la considera ofensiva en el contexto de su religión.

W.A.S.P., de lo imperdible en el Force Fest

En 1992 lanzó al mercado “The Crimson Idol”, un disco del cual las reseñas van de “uno de los mejores de la historia” a “el mejor de la historia” en cuanto a álbumes conceptuales. Después, si bien el éxito comercial comenzó a eludir a Blackie, jamás se rindió y mantuvo la actividad hasta llegar a la cifra de dieciséis álbumes de larga duración, de los cuales el más reciente es la re edición justamente del referido clásico, sólo que con seis canciones nuevas y una historia filada que lo acompaña bajo el título de “ReIdolized (The Soundtrack of The Crimosn Idol)”.

Se trata pues de una carta importante en el Force Fest ya que a México sólo han venido una vez y cancelaron la que hubiera sido la segunda. Es poco probable que regresen y el hecho de que su presentación sea en formato festival significará, sobre todo si sus más recientes conciertos en ese formato son algún indicativo, que será un set de grandes éxitos con temas como “I wanna be somebody”, “L.O.V.E. Machine”, “The Idol”, “Chainsaw Charlie” y “Wild Child”, entre algunas más. Será pues una de esas bandas a la que, por diversas razones, no le queda la descripción de “siempre nos traen lo mismo”. Al contrario, será una de las raras oportunidades de tenerlos en frente.

La foto de portada es de Stefan Bollman.