En una nueva carta en su blog The Red Hand Files, Nick Cave habló de nuevo sobre el dolor, un tema que no le es ajeno ni en su sitio web, su música y sus entrevistas.

Luego de escuchar Ghosteen (2019) tuvimos la prueba fehaciente de que el dolor es parte de la vida de Nick Cave, que tiene un espacio dentro de su cuerpo y que se hace presente todos los días.

En una nueva publicación titulada “Create meaning through devastation“, el músico respondió a dos fans que, como él, perdieron a uno de sus hijos y que de alguna manera encontraron consuelo en su música.

¿Cómo han podido tú y tu familia crear significado a través de la devastación? y ¿Cómo encontraron Susie (la esposa del músico) y tú paz aún con un dolor agónico? fueron las preguntas sobre las cuales escribió y donde explica que básicamente se convirtió en una forma de vida.

Susie y yo hemos aprendido mucho sobre la naturaleza del dolor en los últimos años. Hemos llegado a ver que es dolor no es algo que pasa ya que no hay otro lado. Para nosotros el dolor se convirtió en una forma de vida, un enfoque para vivir, donde aprendimos a ceder ante la incertidumbre del mundo y a mantener una actitud de desafío a su indiferencia. Nos rendimos ante algo sobre lo que no teníamos control pero en el que nos negamos reposar. El dolor se convirtió en un acto de sumisión y resistencia, un lugar de vulnerabilidad aguda donde, con el tiempo, desarrollamos un sentido elevado de fragilidad en la existencia. Finalmente, esta conciencia de la fragilidad de la vida nos llevó de vuelta al mundo, transformados.

Descubrimos que el dolor era mucho más que la desesperación. Descubrimos que el dolor contenía muchas cosas: felicidad, empatía, comunidad, tristeza, furia, alegría, perdón, combatividad, gratitud, asombro e incluso paz. Para nosotros el dolor se convirtió en una actitud, un sistema de creencias, una doctrina, una habitación consciente de nuestra vulnerabilidad, protegida y enriquecida por la ausencia de las personas que amamos y perdimos.

Así, Nick Cave compartió con sus seguidores un poco sobre el camino que ha pasado junto con su esposa para poder sobre llevar la pérdida de su hijo que murió en 2015 a los 15 años. Según Cave, el dolor no es algo que se pueda superar o que se olvide, pero que está en uno ocupar esa fuerza transformadora para mantenerte en el presente.

A pesar de que los contextos de los fans que le escribieron y de él mismo son muy específicos al tratar la muerte de un hijo, un sentimiento indescriptible si no lo has vivido, hablar sobre el dolor, las pérdidas y las ausencias en el contexto en el que vivimos no viene mal ya que estamos sujetos a pasar por un duelo en cualquier momento. Es bueno saber que no es el fin del mundo y más si las palabras vienen de un gran músico que ha hecho de su dolor una fuente de inspiración en sus creaciones o al menos encontró en ellas una vía de escape.

Lee la publicación completa en este enlace.

La imagen de portada fue tomada de la página de Facebook de Nick Cave.