Bully es una agrupación originaria de Nashville la cual podría describirse como la heredera por excelencia de aquellos matices y fulgores que, durante el siglo pasado, vieron nacer esa quimera imposible a la que llamamos rock alternativo.

Desde su surgimiento en 2013, esta banda comandada por la banshee sideral Alicia Bognanno se ha reapropiado de una serie de géneros como son el grunge, el punk, el hardcore y el noise para llevarlos a nuevas fronteras emotivas.

A lo largo de su discografía nos encontramos con una colección de afiebrados guitarrazos los cuales nos remiten de forma directa a esas eras entrañables en las que agrupaciones como Sonic Youth, Hole y Pixies eran las terratenientes por excelencia del universo rockero occidental.

Mismo panorama sonoro que se ve coronado por una serie de voces deliciosamente desgarradoras que parecen concretar a la perfección la serie de esencias, rabias y transgresiones que son propias del Riot Grrrl más empoderado.

En resumen, un auténtico madrazo de adrenalina que te entra por las visceras para subir hasta tu cráneo; mismo atributo que transforma a esta banda en uno de los actos más esperados para este Festival Marvin 2019.