Tras una pausa de dos años, desde la salida de Bird Brains, el grupo canadiense Holy Fuck vuelve a dar señales de vida con Luxe. Esta nueva canción fue una colaboración con Alexis Taylor de Hot Chip. A continuación, te compartimos la increíble canción.

Luxe nació como una forma de retomar los procesos que tenía el grupo con la dinámica que mantienen en directo. Fue durante una sesión de jam que nació esta canción construida por varias capas de sonido y en las que se puede palpar el estilo bestial que los precede.

Junto a traducciones literales, Luxe es la abreviación de Luxemburgo – la ciudad en la que el nexo de la canción fue creado. Durante nuestra gira por Europa promoviendo nuestro EP ‘Bird Brains’, discutimos cómo la banda dejó de hacer experimentación en el escenario, cómo extrañábamos crear algo nuevo, desde ceros, frente al público. En esta noche particular durante el soundcheck, teníamos un loop palpitante con el que habíamos estado jugando (estuvimos escuchando mucho de TRAX Records en esa gira). Decidimos que si nos tocaba hacer un encore, lo haríamos. ‘Luxe’ fue el resultado, o al menos el MP3 que grabamos en la consola de sonido, la entonces nombrada ‘Luxembourg Encore’, fue el resultado.

Holy Fuck está de regreso, escucha "Luxe", su nuevo sencillo

Le enviaron el demo a Kieran Hebden aka Four Tet y a los ritmos frenéticos pensaron que le vendría bien la voz de Alexis Taylor, quien aceptó gustoso trabajar en el track.

El otro momento de revelación llegó cuando Graham sugirió que la banda quitara la voz de Brian y se la diera a Alexis Taylor de Hot Chip. Cuando le presentamos a Alexis el concepto, nuestras notas de referencia, basadas alrededor de las voces temporales de Brian, fueron ‘como un viejo sample que rescatarías de un disco viejo de folk… y abordada más como una canción de house clásica’.

Él respondió ‘podríamos tratar de grabar la voz en una cabina Voice O Graph (una cabina obsoleta de fonógrafo de 1940) si es que logramos conseguir una…’. Hasta donde sabemos, sólo hay 2 en el mundo – una en Liverpool (que aparentemente ya no funciona) y la otra en el estudio Third Man en Nashville, donde cantó ‘I’d like to scrap all of this and start over again.’ Coincidentemente, era Año Nuevo.

Afortunadamente, todos estos pasos nunca viraron del camino original que emprendimos en Luxemburgo. El compromiso con la canción, el apoyo de todos, probó la importancia del proceso colaborativo y la noción de que llegan cosas buenas con experimentación atrevida.

Eso es todo lo que tenemos hasta ahora, de Holy Fuck, pero nada nos daría más gusto que escuchar un nuevo álbum.

No more articles