En el número 168 de la Revista Marvin, publiqué una reseña del nuevo disco de Toro y Moi. La idea era que ese texto fuese originalmente una conversación con Chaz Bear, quien está detrás del proyecto en cada uno de sus aspectos. Sin embargo, aquella entrevista no sucedió sino hasta hace unos días y luego de varios intentos.

Outer Peace (2019) es, en palabras del propio Chaz, una carta a la creatividad, una especie de manifiesto para quienes nos dedicamos al oficio de pensar fuera de la caja. Con una voz calma, Chaz me contesta la llamada y por ahí empieza nuestra breve plática.

Txt: Aldo Mejía

Marvin: La creatividad está implícita en cualquier obra artística, ¿cómo generas todo un álbum acerca de ella?

Toro y Moi: Creo que este disco está inspirado por algunas preguntas: ¿cuál es el propósito de crear?, ¿vale la pena seguir creando? Esas cuestiones me estuvieron rondando en la cabeza y de ahí nació este álbum. Tengo una visión clara de cómo me gusta expresar las cosas, aterrizarlas y hasta de la manera en que espero lleguen a los oídos de quienes se den la oportunidad de escuchar.

No sé si hay mucho detrás, pero me encantaría que los fans de este proyecto o a quienes pueda llegar, reciban el mensaje de que lo que sea que quieren hacer, es posible. Es una cuestión de qué tanto están dispuestos a trabajar y cuánto conocimiento generen y adquieran.

Marvin: ¿Has detectado algún enemigo particular para tu creatividad?

Toro y Moi: Creo que el éxito. Tengo la fortuna de poder hacer mi música en mi propio estudio, pero un día me encontré con que había demasiada gente por ahí. Me ayudan, sí, en algunas cosas, pero no en el proceso creativo. Así que era necesario dar unos pasos hacia atrás y reducir ese flujo de personas pues no era algo saludable.

Creo en la moderación y de repente con el éxito no se sabe del todo cuándo parar y tomar un descanso. Aprender a manejar el éxito es un proceso diario; tener comunicación constante con lo que realmente te gusta en la música, de la gente o del mundo.

Lo mejor de esta carrera es que nunca es lo mismo. Cuando pones tanto de ti, tantas emociones, empiezas a amar tu trabajo tanto como te amas a ti mismo y creo que es importante tener presente eso cuando te dedicas a mostrarle este tipo de energía a las masas. Tienes que ser consciente de lo que le entregas a la gente, porque va a volver hacia ti más tarde.

Si entregas música ignorante, vas a recibir un baile débil y cierta negatividad.

La creatividad de Toro y Moi no se reduce a la parte musical del proyecto. Para acompañar este material, ha hecho videos tan elaborados como vistosos y en cada uno de ellos Chaz ha estado involucrado pues, me dice, ahí puede terminar de expresar algunas ideas.

Toro y Moi: El video de Freelance está relacionado completamente con la portada porque siempre quise hacer algo así, y luce como algo muy metafísico al verme preparando mi set up en un estudio de fotos. Se establece una especie de cuarta pared.

Además, salen todos mis amigos porque estábamos trabajando en algo en Oakland y fue muy divertido, porque detrás tenía esta idea de mostrar cómo se puede formar una comunidad a partir de la música.

En cambio, con el video de 50/50, me plática como pensando cada una de sus palabras, Chaz quería hacer algo más artístico y mostrar una identidad más luminosa. La idea es enseñar que se puede ser alguien exitoso y seguir siendo tú mismo, explica.

Marvin: ¿Cómo transformas tu disco en un show en vivo?

Toro y Moi: Hice este álbum sabiendo que tenía que ser tocado en vivo, así que al menos la mitad de las canciones están hechas con la intención de ser incluidas en el set. Además de que llevo haciendo esto desde hace un rato y no puedo pasar por alto el hecho de que, luego de hacer un disco, viene una serie de presentaciones.

Me he encontrado en la posición de que algunas canciones no funcionan en vivo y no son divertidas. Así que en realidad no era tan difícil, porque ya sé que sonido quiero llevar y cómo lo voy a hacer. Hasta ahora, está funcionando, todo marcha bien.

Ninguno de los discos que Toro y Moi ha sacado hasta ahora se parecen entre sí, cada uno tiene una marca sonora y un arcón de sonidos amplísima. Es por ello por lo que me aventuro a preguntarle al músico cuál es su relación con el silencio.

Toro y Moi: Creo que la clave está en manejarlo; ir en su búsqueda y encontrarlo. Creo que la mayoría de las personas lo llama meditación, pero para mí es todo. No tienes que estar en silencio para lograr ese nivel de concentración.

A mí me encanta encontrarme en el silencio, en ese espacio cuando sea que pueda porque mis días pueden ser muy ruidosos y siempre estoy rodeado de gente. Es como una familia en la que todo es amor, pero al mismo tiempo tienes que hacerte cargo de tu propia mente porque no puedes llevártelos a todos de tour.

Son apenas unos minutos de charla, pero no hay desperdicio en ellos. Al contrario, es poder escuchar de primera mano a alguien de mi generación que hace lo que más le gusta. Nos vemos el jueves 25 abril para bailar con este joven genio.

Toro y Moi está listo para subirse al escenario del Auditorio Blackberry.