Más allá de las circunstancias ajenas a la música que han jugado un papel importante en su historia, Emperor es una leyenda del black metal por su creación artística. Su presencia en el México Metal Fest es una gran noticia, pues desde que la banda se separó en 2001, lo que ha sucedido han sido reuniones esporádicas con la única intención de llevar la música de la banda a un entorno de concierto, pues han dejado claro que no tienen intención alguna de grabar nada nuevo.

Al respecto, el fundador, guitarrista y cantante Ihsahn dijo alguna vez esto: “cuando anunciamos nuestra separación en 2001 lo hicimos con la idea de que Emperor jamás volvería a tener algún tipo de actividad. Fue una decisión basada en el sentimiento de que la banda tenía mucha integridad y que si íbamos a terminarla, debíamos hacerlo mientras aún éramos capaces de crear música de nivel de excelencia. Para nosotros, esa fue una decisión totalmente anclada en el espíritu del Black Metal, ya que Samoth (guitarrista y co fundador) y yo íbamos hacia direcciones distintas en cuanto a la música y no veíamos el punto de mantener a Emperor bajo esa circunstancia”. Y efectivamente, la dirección musical de cada cual quedó clara tras la separación: Samoth creó Zyklon, una banda más tendiente al Death Metal e Ishahn desarrolló varios proyectos individuales en los que la música, extrema en su origen, tendía hacia elementos más progresivos.

Emperor en Mexico Metal Fest

La experiencia del público mexicano con la legendaria banda sólo tiene un antecedente, en julio de 1999 en el mítico Circo Volador, por lo que esta bien puede ser la última llamada para atestiguarla en vivo en nuestro país. Actualmente, Además de Ishahn y Samoth está el baterista Trym Torsn, quien grabó con ellos los últimos tres discos de material original que editaron: “Anthems to the Welkin at dusk”, “IX Equilibrium” y “Prometheus – The discipline of fire and demise”.

De esta maneral el México Metal Fest se une a otros grandes encuentros metaleros como Wacken, Inferno, Bloosdstock y Hellfest como parte de los selectos entornos en los que Emperor ha recreado su música, misma que ha sido de influencia total para toda una generación de metaleros modernos.

La foto de portada es de Bjørn Tore Moen.