#SangredeMetal

Def Leppard será admitido en el Salón de la Fama del Rock and Roll. Los británicos,  elegibles desde 2004. Apenas este año fueron colocados en las ternas de competencia. Según las reglas del polémico premio, deben pasar 25 años desde el lanzamiento de un disco debut para que una banda sea elegible.
Otros criterios que entran en juego son “la influencia e impacto de las contribuciones del artista en el desarrollo y perpetuación del Rock and Roll”. Sin embargo, para los miembros votantes, bandas como Judas Priest, Iron Maiden, Motorhead, Ozzy Osbourne, Scorpions y Whitesnake, por ejemplo, no cumplen esos criterios. Por lo pronto, los músicos que formarán parte del Salón son todos los actuales (Joe Elliot, Phil Collen, Vivian Campbell, Rick Savage y Rick Allen), además de Steve Clark, ya fallecido, y el primer guitarrista, Pete Willis. Los mensajes de todos los músicos de la banda indican que, para ellos, la inducción es un honor y algo que anhelaban.

A pesar de que Def Leppard es elegible desde hace catorce años, fue apenas en este 2018 y gracias en parte a una nueva regla que admite el voto del público que la banda fue tomada en cuenta. Tampoco sería descabellado pensar que la reciente gira que hicieron con Journey, una de las más prolíficas en recaudación de este 2018, habrá influido para la decisión.
 
Def Leppard se formó en Sheffield, Inglaterra, en 1977, y fue considerada en su memento como parte del llamado New Wave Of British Heavy Metal (NWOBHM). Aunque ha mantenido una carrera sólida, dos de sus discos han sido los que realmente explotaron y llevaron al quinteto al superstrellato. “Pyromania”, de 1983 e “Hysteria”, de 1987. Entre ambos discos, el quinteto ha logrado certificaciones de 10 y 12 veces platino en E.U. Cada disco de platino equivale a ventas por 1 millón de copias. 

No more articles