La cerrera musical de Dante Spinetta es enorme, y este año ha sido uno de los más importantes para él, ya que voltea a atrás en su carrera solista con su Niguiri Sessions, y con la conclusión del disco póstumo de su padre, Luis Alberto Spinetta.

Luego de lanzar Ya no mires atrás en familia, Dante Spinetta resume lo más trascendente de su carrera como solista en una colección de hits grabado desde uno de sus restaurantes favoritos, Naré, en el barrio de Bajo Belgrano en Buenos Aires. 

Dante Spinetta

Para esta grabación hecha en febrero, Dante reunió a los músicos con los que se encontraba de gira en ese momento: Matías Rada en guitarra, Matías Méndez en bajo, Axel Intoini en teclados, Pablo González en batería y Carlos Salas en percusión.

Para conocer más de las Niguiri Sessions me conecté en una video llamada con Dante Spinetta:

-Este año ha sido muy representativo para tu carrera, al menos a mis ojos, fuiste parte del disco póstumo de tu padre y ahora revisitas tu carrera a manera de esta sesión ¿pese a la pandemia, cómo ha sido para ti dar vida a estos dos proyectos?

Bien dices, son dos cosas muy importantes, por un lado el disco de mi viejo lo veníamos  trabajando desde el año pasado, y es un honor sacar este disco con mis hermanos.

Es el último disco de mi padre, que no había salido, no el último que hizo, pero si el que faltaba, hay una canción que se llama “Merecer” que hago con mi hermano y mi papá, es algo hermoso.

 

Las Niguiri Sessions las grabamos en febrero, todavía no sabíamos que se venía todo esto, y un mes después estábamos encerrados. Entonces lo de las Niguiri se hizo de golpe, es una manera también de salir del encierro, porque es estar sonando. Es estar haciendo cosas.

La gente por fortuna también respondió muy bien, así que estoy super agradecido por ello.

-¿Cuál fue la pulsión dentro de ti que dijo quiero hacer una sesión en uno de mis restaurantes favoritos?

Está inspirada en las Tiny Desk (de la NPR),  la idea era hacer un concierto íntimo con ese formato, en diciembre hicimos un show, por ejemplo, en un lugar llamado Niceto, que es un lugar clásico de acá y estuvo tan bueno, estuvo tan divertido que dijimos tenemos que grabar esto, tenemos que filmar este momento de cómo suena la Banda, de cómo estamos el nivel de la conexión que hay entre la banda, estamos todos bien conectados.

Y se me ocurrió la idea de hacer eso, un Tiny Desk, pero en en en un lugar diferente, Obviamente, voy a comer ese lugar siempre, es un lugar chiquititos, que pasa muy buena música y donde se come increíble, donde también el Sushiman, que se llama Federico, le mete mucho arte, todo lo hace con una perfección única.

Así que decidí hacer esta sesión ahí, llevé a mi ingeniero de grabación a ver si entrábamos, ya ahí decidimos poner a un músico detrás de la barra, uno acá otro por allá, y todos apretados pero cupimos.

Lo mejor de todo es que es un show real, no tuvo regrabación en el estudio, me pone orgulloso que lo que escuchaste es lo que es, lo grabamos en un par de horas, a la semana lo mezclamos, y salió sin re-grabaciones, así que tiene ese espíritu, que me copa.

 

-De el camino a hacer esta sesión ¿cómo fue que elegiste las canciones que tenías que grabar?

Las canciones son las que veníamos tocando en los shows, pero hay canciones de mis cuatro álbumes solistas, así que quería representar las etapas de mis discos, hay algunos entre los que pasó mucho tiempo, así que con la banda también quería darles un sonido actual.

Invité a Julieta Rada, una cantante relativamente nueva, a cantar la parte que hacía originalmente Julieta Venegas en “Olvidalo“, y está buenísimo.

Estoy muy contento con la energía que generó la sesión, porque más que sale en un momento clave en mi carrera donde yo también estoy reconectado con la gente, por lo que me expresan.

Lo veo también como un paso previo a mi próximo disco solista, que comenzaré a grabar ahora que se pueda, estoy a un paso de entrar al estudio.

 

-En esta sesión estrenas “Funk Warrior” ¿Cuándo fue creada esta canción? 

“Funk Warrior” es el jam que hacemos en los shows en vivo, puede durar un minuto o 20, es el momento en vivo donde se suben amigos, improvisamos y yo estoy ahí dirigiendo los cortes, tenemos una señas ya armadas para dar indicaciones y salió así, la letra es improvisada, y me gusta como quedó, tiene un sonido muy funk, es muy onda Prince, un funk medio de Minneapolis, que a mi me vuelve loco.

También mi disco que viene será muy así, así que funciona como algo previo para avisar que ahí viene mucho funk.

-A estas alturas hay algo con lo que te hayas quedado ganas por hacer en tu carrera?

Sí, me hubiese gustado haber grabado con Prince, o conocerlo, verlo más en vivo, eso hubiese sido lo máximo. En un momento cuando regresó Kuryaki existió la posibilidad de conectar con Prince, era algo posible, pero falleció y el sueño se desvaneció.

Pero bueno, tuve la oportunidad de tocar y cantar con Stevie Wonder en el escenario, que para mi fue como haber sido bendecido, porque Stevie y Prince son mis máximos ídolos, así que haber cantado con Stevie, haberle dado un abrazo, y que él pronunciara mi nombre, fue como haber tocado el cielo con las manos.

 

-¿Existe la posibilidad de que volvamos a ver a Illya Kuryaki en juntos de nuevo algún día?

Yo creo que Kuryaki ya cumplió su ciclo a nivel disco, vamos a hacer un documental en algún momento, y quizá a futuro nos podamos juntar para un tour, para festejar, tomar dos meses de nuestras carreras solistas, y salir a tocar por todo América, pero hacer un disco ya no.

Ya cumplió su ciclo, y esto no quiere decir que, bueno ya sabes, nunca hay que decir nunca, pero al momento no está en los planes eso, cada uno está muy metido con su carrera solista, Ema está trabajando mucho y yo estoy muy compenetrado con todo lo que tengo que hacer como solista.

Estoy ansioso de trabajar en mi disco nuevo, y por cierto va a salir un documental de los 10 años del disco Pirámide, el making of del álbum, y más bien estoy generando muchas cosas, muchos proyectos lindos, para compartir con la gente, así que estoy muy excitado porque se acabe esto ya y podamos salir.

Tendremos mucho Dante Spinetta a futuro, y mientras regresa a esta colección de sus canciones reinterpretadas en las Niguiri Sessions, y sí, ya viste que al momento no hay planes para reunir a Illya Kuryaki.