Los reyes holandeses del Symphonic Horror Metal, Carach Angren, pusieron esta semana a la venta su sexto larga duración bajo el título de Franckesteina Strataemontanus. El disco va apoyado por el sello francés especializado en metal extremo, Season of Mist y cuenta con casi 51 minutos de horror musicalizado como sólo ellos lo saben hacer.

FOT:: Stefan Heilemann

El álbum es conceptual y narra la historia de Conrad Dippel, un teólogo, alquimista, físico y ocultista alemán que vivió en el siglo 18 y que fue la inspiración de Mary Shelly para escribir su novela clásica, Frankenstein. Algunas de las reseñas que han salido lo alaban como obra de arte en el contexto musical que tan bien definido tiene el trío, y la única nota triste ha sido que es la última grabación en la que participa Ivo “Namta” Wijers, quien estuvo con ellos por 17 años. Como suele suceder con lanzamientos de sellos como Season of Mist que al igual que las bandas tienen un público cautivo por ofrecer ediciones limitadas, este material está disponible en CD versión Digipack y CD versión Digibox, además de vinil doble en varios colores con tatuajes temporales, edición limitada de vinil fosforescente y edición limitada en casete. 

El Black Metal de Carach Angren está fuertemente influenciado por el uso de teclados, y en este disco, de instrumentos atípicos en el metal como el violín, cortesía de Nikos Mavridis, aunque eso no le reste ni un ápice de brutalidad. Este disco no es la excepción. Hay blast beats por todos lados, diversos matices en las voces (incluso algunos pasajes de voz limpia) y una excelente historia. El material fue mezclado y masterizado por Robert Carranza y la espectacular portada es obra de Stefan Heilemann.

La banda tiene su culto en México, pero es una de esas que si tuviera un poco más de difusión, seguramente crecería mucho más. Si bien no es muy favorecida por los black metaleros vieja escuela, sí lo es en el contexto de aquellos que abrazan la música de bandas como Dimmu Borgir, Cradle of Filth y Septicflesh, por ejemplo.