Remind Me Tomorrow de Sharon Van Etten, un recuento de los años
4.1Overall Score
Reader Rating 0 Votes

Remind Me Tomorrow es el quinto álbum en la carrera de Sharon Van Etten, número que no le es gratuito ya que nos entrega un material cargado de experiencia, no sólo en lo musical, sino también en lo personal. 

Desde su debút en 2009, la cantautora incursionó en la actuación, terminó una carrera universitaria, participó en la banda sonora de algunas películas y se convirtió en madre. Una lista de experiencias que sin duda hacen ver su madurez en su último lanzamiento. 

Sharon Van Etten Remind Me Tomorrow 2019

Para este álbum, Sharon Van Etten trabajó con el productor John Congleton, quien también produjo los álbumes MASSEDUCTION de St. Vincent y Coup de Grace de Miles Kane

Told You Everything es la canción que abre el disco. No suena especialmente diferente al estilo ya conocido de la cantante pero en tanto avanza, nos introduce a una atmósfera oscura y nostálgica que se mantiene en todo el álbum. 

No One’s Easy To Love y Memorial Day son las canciones más profundas del álbum y también son en las que Sharon salió de su zona de confort con las guitarras para dejar que las cajas de ritmos y los sintes se apoderen de las melodías. Con un vaivén cíclico de los bajos y voces fantasmagóricas, aquí la cantante ya nos dejó claro que recorrerá caminos diferentes en Remind Me Tomorrow

Sigue Comeback Kid donde los sintes se ponen retros y las baterías son contundentes. Es una canción que inmediatamente quiere invitarte a bailar, desafortunadamente no llega a explotar este recurso y termina sin previo aviso para pasar a la oscura Jupiter 4. Aquí las influencias dark wave se hacen evidentes incluso recuerda a la música de Zola Jesus. 

Justo a la mitad del álbum, Seventeen se alza para dar luz a la oscuridad. A pesar de ser una canción que invita a la introspección y a pensar en lo que se ha dejado atrás, el tema sabe a esperanza. A la par, Malibu que es la siguiente canción, nos regala un tema mucho más familiar y ameno. 

You Shadow es otro track con lírica pegajosa y melodías cadenciosas. Ritmos que saben a hip hop y que le dan un sabor a modernidad al álbum en conjunto. 

Hands y Stay cierran Remind Me Tomorrow. La primera coquetea con ritmos traperos pero recupera la guitarra distorsionada para hacer una atmósfera sonora pesada y que sabe a caos junto con la voz, desconsolada. La segunda se va por caminos más dulces y angelicales, sin embargo, las percusiones nos dejan que para Sharon Van Etten no existen el miedo a renovarse hacia influencias más modernas, logrando un equilibrio entre estas y los sintetizadores. 

Es en este álbum en el que Sharon Van Etten se da el lujo de experimentar tanto en estilos como en temáticas. Los sintetizadores y la voz son los reyes en este álbum. Los primeros son los encargados de crear esa atmósfera profunda y oscura que caracteriza este material, y la segunda, el sello ya indiscutible de la cantante: melancólica, suave y con mucho sentido de honestidad. 

Aunque el álbum no acaba de explotar hacia lo que está de moda, Remind Me Tomorrow es un paso seguro hacia el estilo personal que Sharon Van Etten trabajó en estos y que no va a dejar de explorar lo que le ofrezca nuevos horizontes para crear desde su propia historia. 

Remind Me Tomorrow es el álbum número 10 de nuestra lista de Mejores Discos de 2019.