A 4 años de su muerte, recordamos seis momentos de Gustavo Cerati que demuestran su versatilidad

Texto: Mauricio Guerrero Martínez

Gustavo Cerati es uno de los artistas latinoamericanos más importantes de todos los tiempos. Su música contribuyó con Soda Stereo a la formación de una generación de rockeros y tras su separación, deleitó al mundo con su propuesta solista. Generó así una nueva escuela de fans y afianzó a los de antaño.

Lamentablemente, luego de un ataque cerebro-vascular y un periodo en coma que lo mantuvo en la agonía durante cuatro largos años, finalmente el 4 de septiembre de 2014, la llama se extinguió y su lucha terminó. Cerati nos dejó uno de los legados más interesante y versátiles de la música de argentina y latinoamericana.

Aquí recordamos seis momentos donde demostró que era un artista multifacético y camaleónico, que explotaba sus habilidades guitarrísticas, vocales y hasta actorales.

Cuando hizo las guitarras de una canción de Caifanes

En 1988 llegó el primer disco de Caifanes, un homónimo que presentaba a la agrupación de Saúl Hernández, Sabo Romo, Alfonso André y Diego herra, poco antes de la incorpiración del argentino Alejandro Marcovich.

En este álbum existe una canción llamada La Bestia Humana en donde las guitarras fueron grabadas por Gustavo, quien ya contaba con tres discos en su haber: Soda Stereo (84), Nada Personal (85) y Doble Vida (88). La influencia del también guitarrista es clara, pues recuerda a ciertas canciones con tintes post-punk que implementaba en aquella época.

Cuando pasó del rock a la música electrónica

En 1992 Cerati unió fuerzas con su paisano Daniel Melero en una de sus primeras obras fuera de Soda Stereo, dos años antes de su primer disco solista y cinco antes de su separación definitiva. Con el cambio, hizo a un lado el rockanrol y pasó a la música electrónica (que un poco incluyó en Dynamo del mismo año), haciendo una dupla maravillosa con Melero, quien también era conocido por ser imprevisible.

El resultado, Colores Santos, es una muestra de lo adelantados que estos dos estaban a su tiempo, pues aunque ya existía la escena electrónica en Europa y el synthpop ya había copado los años ochenta, el tipo de electrónica ambient y experimental de Colores Santos, era vanguardista para la América Latina de los noventa.

Cuando sorprendió a su ídolo, Andie Summers

Es bien sabido por los fans que el primer disco de Soda Stereo tuvo una fuerte influencia de la banda británica The Police, luego de Gustavo, Zeta y Charlie los vieran en concierto en 1983 a la vuelta de la casa de uno de ellos. Tal concierto los impacto tanto, que fue entonces cuando decidieron dejar sus empleos como publicistas y formar la agrupación.

Lo que no se imaginaba el joven Cerati es que quince años después, en 1998 varios grupos estuvieran organizando un tributo a la otrora banda de Sting covereando sus rolas en español. Al disco se le llamó Outlandos D’Americas y en él también participaron talentos como Saúl Hernández, Control Machete, Plastilina Mosh y Los Pericos.

Como sorpresa, tuvieron invitados a dos de los tres miembros originales: Andie Summers, guitarra y Stewart Soppeland, batería. Cerati hizo arreglos para Bring On The Night y la tradujo como Traeme La Noche, cuya versión sorprendió al mismo Summers, quien admitió que aunque no conocía el trabajo del músico, había quedado muy satisfecho con el resultado.

Cuando cantó acompañado de una orquesta sinfónica en el estudio de The Beatles

Luego de la separación de Soda Stereo en 1997, desapareció de la escena musical un par de años, pues radicaba en Londres donde trabajaría su primer disco oficial como solista. Dicho material vio la luz en 1999 bajo el nombre Bocanada, un disco ambiental, experimental, oscuro y personal que cambió por completo la perspectiva que tenían sus fans sobre su música.

No obstante, el disco fue un éxito inmediato pues mostraba una madurez en el músico a cada track, tan así que la pista número ocho, titulada Verbo Carne fue hecha con acompañamiento orquestal, con arreglos de Alejandro Terán (quién después estaría presente en 11 Episodios Sinfónicos), interpretada por The London Session Orchestra y grabada en los estudios Abbey Road, donde también han pasado nombres como Freddie Mercury, Stevie Wonder, U2, Radiohead y claro, los mismos Beatles.

Cuando hizo el soundtrack de una película, en la que además actuó

Luego de Bocanada realizaría el soundtrack de una película llamada +Bien, ópera prima de de Eduardo Capilla, quien se encargaba de las escenografías de Soda Stereo, con el mismo Cerati como protagonista y que cuenta la historia de tres médicos aburridos diambulando por Buenos Aires, hablando de la vida, el amor y la muerte.

Si bien la película no sería tan aplaudida y la participación de Cerati no fue lo que se esperaba, el espíritu experimental y poco conformista del argentino, demostraía que aunque no fue tan buen actor, si era un genio con el lenguaje musical, pues el disco recibió una nominación a “Mejor Álbum Instrumental Pop” en los Premios Grammy.

Todas sus colaboraciones con Shakira

Es bien conocida la amistad que tenían el argentino y la colombiana, pues desde 2005 colaboraron para la composición de los discos Fijación Oral y Oral Fixation vol. 2 una de las mejores duplas de la discografía de Shakira y desde ahí no se separarían nunca.

En 2007 se presentaron juntos en el evento Live Earth en beneficio del medio ambiente interpretando la canción Día Especial compuesta por ambos y en 2008 interpretaron juntos Ciudad de la Furia, una de las más icónicas de Soda.

Así mismo, cuando ocurrió el accidente que puso a dormir al cantante, Shakira decidió dedicarle la canción Sale el Sol, en ese entonces inédita, dedicándole un bonito mensaje esperando a que su amigo regresara algún día. Luego de su fallecimiento, la cantante escribió el prólogo para el libro de Maitena Aboitiz, Cerati en Primera Persona.

Foto de portada vía Los Angeles Times

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here