Formados en 2014, Peregrino es una banda originaria de la Ciudad de México integrada por Jarius Mcdonald (voz y guitarra) y Eric Miller (guitarra y coros) -ambos estadounidenses-, además de José Grageda (bajo y coros) e Ian Vázquez (batería) -de nacionalidad mexicana-. Su estilo musical es una mezcla de folk, blues, country y rock; con un sonido que recuerda al viejo folk norteamericano.

TXT :: Sergio Benítez  |  FOT :: Peregrino FB

En 2017 la banda presentó el EP con cinco canciones titulado A Younger Man’s Game; primer material de estudio que sirvió como carta de presentación del cuarteto capitalino. Antes de terminar el 2017 lanzaron Til Tomorrow, otro corta duración con mismo número de temas que el anterior, pero donde pueden escucharse melodías aún más elaboradas y maduras, con un misticismo tal que lo convierten en material más oscuro.

Los shows de la banda están llenos, repletos de sonido, resultan energéticos y explosivos. Resultan en un viaje que arranca del folk, pasa por el rock pop y llega a una psicodelia implacable. Son un bulldog en el escenario y lo comprobaron el pasado 13 de noviembre en el Pata Negra, una de sus últimas presentaciones del año.

Adoptaron el nombre de Peregrino por considerarse un grupo de nómadas andando de allá para acá y apenas unas semanas atrás lanzaron el sencillo “One”, tema que se acompañó con un video en stop motion de excelente factura. Se trata de un cover al cantautor norteamericano Harry Nilsson, y es una canción que hiciera famosa la banda Three Dog Night…

¿Cómo se logra esta amalgama entre dos mexicanos y dos norteamericanos?

Jairo: Bastante sencillo

Tato: Muy sencillo

Jairo: Ha sido bastante agradable todo el proceso de juntarnos al ensayar, componer y tocar en vivo.

Tato: Es un proyecto en el que ambos lados suman mucho, en lugar de oponerse, hemos logrado un equilibrio

¿Qué artistas han influido en su sonido?

Jairo: Uno que nos ha influido mucho es Father John Misty: nos gusta la producción, sus discos, los arreglos de los instrumentos y todo eso. Personalmente, diría que gente como Kris Kristofferson, Neil Young, gente de esa onda, como del folk de los sesenta; eso para mi era muy impactante y sigue siendo algo de lo que influye en lo que escribo y compongo

Tato: Harry Nilsson

Jairo: Harry Nilsson, un hombre que puede escribir tan bonito, pero también ser atractivo para el lado pop. El pop es algo que antes era una palabra muy fea y ahora entiendo que es lo más grande. Descubrí que puedes hacer algo con elementos de pop y no tiene que ser sell out.

¿El sonido de Peregrino es ajeno a lo que pernea actualmente en México, cómo describir el sonido de la banda?

Tato: Me lo han dicho mucho últimamente, como que no me lo creía, pero ahora ya empiezo a sentir un poco de parecido a Creedence en ciertas partes.

Erick: ¿Neta?

Tato: Y eso que no es influencia fuerte de la banda, pero puede parecerse un poco.

Erick: Un poco de la idea de nuestra propuesta recuerda a Crosby, Stills & Nash o algo así. Muchos coros, muchas armonías, esta onda de folk con su lado más pesado, más rock…

Jairo: Psicodélicos

Tato: Varia, en estos cuatro años hemos tenido deferentes momentos. Empezamos super básico en folk y de pronto  hemos viajamos a la psicodelia; hace poco tuvimos un momento fuerte con el southern rock. Ayer que estuvimos en el estudio, regresamos al folk. Hay diferentes momentos de la banda.

¿Pasan mucho tiempo en el estudio?

Tato: Trabajamos mucho en estudio, nuestro proceso de composición siempre involucra grabar, grabar y grabar.

¿Además de pasar horas en el estudio, ¿cómo es su proceso de composición?

Tato: Jairo compone, avienta la rola a la banda y ahí empezamos a pelotear, pero siempre la base es una composición de Jairo.

La versiones de estudio de sus canciones suenan muy diferentes cuando uno los escucha en vivo.

Tato: Sí, son cosas muy distintas, de hecho nuestras versiones de estudio son diferentes a cuando tocamos en vivo. La versión de “One” cambia muchísimo.

Erick: Ni la tocamos en un buen rato hasta que trabajamos en cómo tocarla en vivo. Tiene muchas partes muy sutiles y nos resultaba difícil llevarla al escenario.

El año pasado presentaron dos EPs, ¿por qué decidieron hacerlo así y no presentar un larga duración?

Tato: No pensábamos sacar otro EP, pero desde que lanzamos el primero, ya teníamos la composición de la mitad del segundo. Veníamos de dos años de componer.

Jairo: 2017 fue nuestro primer año en activo, los primeros dos años fueron para encerrarnos en el cuarto de ensayo, componer y encontrar el sonido de la banda, considerando los backgrounds tan distintos.

Tato: No quisimos salir a tocar antes de tener suficiente material para que la banda ya estuviera sólida. Estos dos primeros EPs son de canciones que Jairo tenía desde antes de formar Peregrino, prácticamente nosotros sólo las vestimos. Lo que vendrá en el siguiente EP son composiciones que Jairo hizo a partir de que existe Peregrino, entonces cambia mucho.

¿Su reciente sencillo “One”, es una puerta de entrada para el sonido que tendrá la banda en su nuevo material?

Tato: Quién sabe, ¿eh?

Jairo: Ni siquiera hemos grabado los demos para el próximo disco, tenemos sólo maquetas.

Tato: Lo sabremos hasta que nos encerremos ahí a viajar. En todo caso, lo que se escucha en “One”, tiene mucho que ver con lo que sigue. Nuestro primer disco fue muy folk, para el segundo nos viajamos de más y creo que de ese experimento salió “One”. El siguiente disco tendrá las rolas más folks que ha compuesto la banda y las más psicodélicas también, va a tener un contraste mucho más interesante. 

Se trata de un puente entre los EPs anteriores y lo que vendrá?

Jairo: Totalmente.

Tato: Por eso el último EP se llamó Til Tomorrow, porque justamente cuando lo sacamos estábamos tocando lo que venía, y con “One” fue terminar un proceso para llegar a lo nuevo que estamos haciendo.

Peregrino tiene un sonido totalmente ajeno a lo que actualmente suena, ¿qué tan satisfactorio les resulta?

Tato: Totalmente satisfactorio. Nos han dejado el camino libre, estamos entrando como cuchillo en mantequilla, a la gente le ha gustado mucho.