Kevin Parker, frontman de Tame Impala, fue el invitado especial en el nuevo episodio del podcast de Rick Rubin, Broken Record. Durante el que reveló que le “mintió abiertamente” a su primer sello discográfico sobre que Tame Impala era una banda en vez de un proyecto solista.

Las declaraciones del músico vinieron después de que el productor le preguntara por qué había elegido el nombre de Tame Impala. A lo que Parker contestó que lo que quería era dar la impresión de que el proyecto musical era una banda:

De hecho, cuando el sello discográfico firmó con nosotros, ni siquiera se había dado cuenta de que era yo quien tocaba la batería, las guitarras, el bajo y el multi-tracking. Les mentí directamente cuando nos encontramos.

Kevin continúa explicando que el contrato fue firmado para tres integrantes y que fueron muchas las razones que lo llevaron a no decir que solamente era él, empezando porque era muy tímido. También menciona que la escena en la que se encontraba era muy comunal, así que el que él comenzará como solista no se sentía del todo bien.

Sin embargo, lo que después hizo que Parker cambiara de opinión fue que el no estar diciendo la verdad sobre que no era una banda comenzó a pesarle.

A lo largo de la conversación, el músico también dio a conocer las influencias que tuvo durante los días formativos de Tame Impala. Entre los que mencionó se encuentra The Doors, Jefferson Airplane y Durgen, siendo este último uno de los que hasta la fecha sigue admirando.

De igual forma, Kevin Parker discute con Rick Rubin la diferencia que hubo entre su primer álbum Innerspeaker y el segundo, Lonerism. Además de que comparte una nota de voz de la idea que tenía para una canción de Tame Impala.

Escucha a continuación el podcast completo:

Foto de portada vía Broken Record.