El año pasado Javier Blake nos dio adelantos de su disco solista con “Réplica”, donde rompe paradigmas mostrándose seguro; “Rompeolas”, suave balada que invita a perseguir pasiones; y “Girasol”, con un vibe flower power. Hoy nos muestra “Austin”, sencillo que sirve de pretexto para charlar con el autor sobre el esperado lanzamiento de su álbum debut: En los tiempos de lo extraño.

TXT:: Pamela Pérez

Los cuatro temas que has lanzado muestran diversas facetas, ¿a qué se debe?

En cada canción busco ser dinámico, evitar una sola línea. Para En los tiempos de lo extraño lo que deseo es encajar, en 10 temas diferentes, las influencias que he tenido a lo largo de mi vida. Realicé una especie de resumen para que todo funcionara junto, pero sin forzarlo.

Escuchamos y vimos “Austin”, ¿es que quieres vernos llorar?

La canción refleja una gran añoranza hacia un pasado mejor, con el “hubiera” resonando en cada parte de tu ser. Es una canción rompecorazones que compuse en enero de 2019 estando de vacaciones con mi familia en Austin. Me encanta visitar esa ciudad, le tengo mucho cariño. El tema cuenta con tintes country, un sonido texano, melancólico, y relata un amor que se dejó pasar o se descuidó para luego tratar de reencontrarlo sin éxito. Describe personajes; cómo se vestían, el estado en el cual se encontraban, como si fuera un cortometraje donde tomo el papel de cuentacuentos. Me da gusto que la gente haya reaccionado bien al tema. Todos tenemos un relato similar o conocemos a alguien que ha vivido algo parecido.

En la serie de videos ¿Cómo hacer una canción?, de Marvin, mencionas que “hay que estar expuestos a los accidentes musicales”. ¿Cómo es que te aventuras a este proceso?

Confío en el proceso de documentar todo, de escribir. Guardo fragmentos, sentimientos; notas e ideas. De repente me encuentro con frases que caben perfectamente en la narrativa que estoy desarrollando, en la estructura de la canción; entonces añado mi guitarra, algún poema, un riff. Así es como se unen todas las piezas. Es loca la forma en la que encajan las cosas, pero hay que estar dispuesto a los accidentes. Creo mucho en no apresurar las cosas. Me gusta pensar en el futuro, en que trasciendan las canciones, en que tengan vida y crezcan.

En los tiempos de lo extraño, ¿cuándo verá la luz?

El disco se lanza el 20 de abril, y en formato de vinil. Saldremos con el sencillo “No me provoques”, incluyendo un lyric video. ¿Sabes? Quería sacar el disco de trancazo, después del sencillo “Rompeolas”, sin embargo mi equipo me asesoró estratégicamente: era mejor lanzar sencillos paulatinamente. Darle su lugar a cada canción ayudó mucho. Me gusta jugar con los feelings de los discos que escuchaba cuando crecí, dándoles tintes desde los años 60 a los 90, pero sin perder la esencia de Blake. Pipe Ceballos me ayudó a desprenderme de lo que venía haciendo con División Minúscula; aunque, de cierta manera, permitiendo que ambos proyectos prosperen.

¿Qué sigue para Javier Blake?

Tengo mucha fe en que podamos tocar En los tiempos de lo extraño en vivo. Si no puedo presentarme con una banda, no hay problema, puedo salir con mi guitarra y hacerlo como antes; que me dé la loquera, busque unas fechas y agarre mi carro con un par de amigos para irme a tocar.

Por último, ¿qué sorpresa está preparando División Minúscula?

Se cumplen 20 años de Extrañando casa y estamos alistando un documental para que puedan conocer la historia de la banda, a la par de hacer un relanzamiento en vinil del álbum y ofrecer un par de shows de aniversario; que siempre son bonitos ese tipo de conciertos, se juntan amigos después de años, como si fuera una reunión de generación. Ojalá lo podamos hacer. Veo un año mucho más iluminado que el pasado.