Desde hace casi una década, el nombre URSS Bajo el Árbol entró en la escena para ya no salir. Al contrario, con el paso de los años mutan, al calor de los cambios en sus integrantes, pero la banda ya es un ente independiente. Tiene un sonido distintivo y están listos para regresar al estudio.

Es a partir de estos cambios y de su próxima participación en el Festival Marvin que me encontré con el grupo para platicar de sus planes y de cómo les pinta el resto del año. Además, platicamos sobre el concepto del ser aprendiz y de la importancia de ser tal.

Txt: Aldo Mejía

Marvin: ¿Cómo construyen el camino para iniciar un nuevo ciclo?

Christian Villanueva: Por fortuna, en el 2017 sacamos nuestro disco Multiversio y lo estuvimos girando un buen rato. Pero en ningún momento paramos de componer canciones y estamos finalizando detalles para entrar a grabar muy pronto. El plan, creo, es ir sacando sencillos poco a poco y seguro que para el Festival Marvin ya vamos a estar tocando rolas nuevas.

Marvin: Sin poder darse el lujo de hacer un alto, ¿cómo es su proceso de composición?

Mauricio Solo: Es interesante porque siempre hay que combinarnos entre presentarnos en vivo, componer nuevas rolas y grabarlas en un disco. Procuramos que se vaya dando de una forma orgánica el proceso de composición. Pero ahorita que nos perfilamos a escoger los nuevos temas, nos juntamos para maquetear ideas, de guitarra o vocales; luego conforme los demás van llegando, añaden de su cosecha para armar estructuras completas. Sí nos hemos puesto la meta de hacer más ensayos de composición, porque estamos a nada de entrar al estudio.

A pesar de los cambios en la alineación, llevan nueve años juntos y se han tenido que acoplar en el escenario conforme avanza su trayectoria, Son conscientes de que su música puede tener varias capas que no pueden llevarse al acto en vivo, así que tienen que simplificar algunos detalles.

Afortunadamente, nuestra música es tan libre que nos permite hacer un breve jam, me explica Christian y remata, como si su trabajo fuese un ente en sí mismo: también dejamos que la canción nos pida lo que necesita.

Marvin: ¿Persisten los nervios aún con lo que han hecho?

Exael Salcedo: A mí no se me han quitado para nada. Siento que el nervio es algo humano y el preludio ante algo que puede ser chido. Ese nervio es infinito porque, nunca habíamos compartido el escenario con un artista internacional y, el año pasado nos invitaron a abrir el show de Mark Lanegan en El Plaza, y para mí como maniaco del grunge, sí fue una emoción enorme.

A nivel banda, tocar por primera vez en El Plaza fue un logro sustancial porque es un lugar icónico. El nervio no se va y sólo lo puedes controlar de forma gradual, porque quizás en un momento nos puedan presentar la oportunidad de tocar en el Lunario o en Auditorio Nacional y tenemos que estar listos para ello.

Christian Villanueva: Alguna vez escuché que si haces algo y desaparece esa emoción, mejor te dediques a otra cosa. Como dice Exa, es algo que siempre está presente y ya sabes cómo controlarlo, pero si te está moviendo es una buena señal.

URSS Bajo el Árbol tiene la suficiente calidad para atraer las miradas de quienes construyeron la industria como la conocemos hoy en día. Uno de ellos es del productor, locutor y artista Mario Lafontaine, quien de alguna manera es un maestro para mí.

Mario los tiene en un lugar privilegiado de su gusto personal y a cada momento aprovecha para recordar lo buenos que son como músicos. Es por ello que les pregunto qué tan importante es la figura del maestro en ellos.

Mauricio Solo: Para empezar, a Mario lo queremos mucho, lo admiramos y nos ha dado muchísimo apoyo. Es por ello por lo que creemos que es importante siempre tener en mente que eres aprendiz, no importa cuál es la situación. El punto en el que le dices a alguien maestro puede ser ambiguo pues todos aprendemos de todos, sin embargo hay gente que con el paso del tiempo y su trayectoria se ganan un respeto cabrón, como es el caso de Mario Lafontaine.

Es chido siempre estar con gente nueva y escuchar ideas diferentes, que incluso puedan chocar con las nuestras porque es ahí donde surge algo interesante.

Basta ver el arte que rodea a URSS Bajo el Árbol para saber que no dejan ningún ángulo descuidado. Para ese proceso, me cuentan, les gusta que el artista que habrá de trabajar con ellos se tiene que conectar con su música. En el caso de Multiversio, colaboraron con Verso, un muralista que logró darle una forma a los sonidos del grupo.

Exael Salcedo: Mau, quien es el autor de las letras, nos habla de los mundos que ve y el reflejo de lo que hay detrás de todo eso, así que nos ponemos a imaginar. Los visual siempre fluye con lo que está pasando. Con lo nuevo que vamos a sacar, también se va a ir hacia otro lado.

Marvin: ¿Han salido las cosas como planeaban cuando comenzaron?

Mauricio Solo: Como músico, uno siempre está buscando crecer y es importante no dejarlo de lado. Yo me añadí a la banda tiempo después de que se fundó, y la satisfacción que me ha dejado hacer música con ellos, es bien grande. Sin embargo, estamos buscando dar un siguiente paso.

A corto plazo, vamos a sacar un nuevo EP; ya tenemos las maquetas hechas y este mes vamos a entrar al estudio. Lo cierto es que queremos darle la vuelta al concepto de la banda, vamos a refrescar el estilo y a cambiarnos de piel. Eso nos emociona porque estamos haciendo algo diferente a nivel musical.

Christian Villanueva: Nunca vamos a dejar de ser consumidores porque así también aprendes, si traen visuales nuevos o qué está sonando. De alguna manera, de las cosas bonitas que brinda la música es que permite llegar a lugares y gente nuevos.

A cada concierto del que soy testigo de URSS Bajo el Árbol, se percibe una mejoría. Su promesa es que en el concierto den como parte del Festival Marvin, podremos ver una mejoría enorme.

Foto tomada del Facebook del grupo.