Con un torrencial aguacero y un chingo de rock psicodélico, así nos fue en el Hipnosis

Aún no puedo asimilar lo sucedido en el Festival Hipnosis, todo fue lluvia, lodo y un chingo de rock psicodélico auspiciado por Bacardí y de cada uno de los talentos como Build a Vista, San Pedro el Cortez, las chicas de Stonefiled, Allah-Las, Unknown Mortal Orchestra y por supuesto el mas esperado de todos King Gizzard and the Lizard Wizard.

El día empezó con un frío que se sentía pero no calaba (aún), la atmósfera era como el de una película francesa en tiempos otoñales, ya saben, el frío, las montañas, los árboles y una neblina que hacía mágico cada momento.

Las primeras bandas dieron pie para calentar los ánimos y entre la psicodelia brasileña de Boogarins, la sofisticación de Stonefield y la energía de San Pedro el Cortez el festival se fue llenando hasta que el piso se convirtió en un lodazal de buena vibra.

Le siguieron DIIV OM para adentrarnos al viaje eterno de la psicodelia y sobre todo para que la lluvia hiciera su entrada triunfal al festival. Increíblemente Wooden Shjips llegó para sorprendernos con su energía y vivacidad que se convirtió en una fiesta en pleno festival.

La noche caía y el momento de la culminación iba llegando, poco a poco fue el turno de Allah-Las y de Unknown Mortal Orchestra en donde ya no nos importaba nada, si nadábamos en charcos de lodo o si la lluvia nos mojaba de pies a cabeza pues lo mejor estaba por llegar.

Pasaron aproximadamente 30 minutos, cuando de pronto las luces se apagaron y el momento cumbre estaba a punto de suceder, fue el turno de King Gizzard & the Lizard Wizzard que épicamente cerró el festival con lluvia, frío, un chingo de slam y que a pesar del cambio de sede valió totalmente la pena.

¡Estos fueron los momentos del Hipnosis desde las redes sociales!