TXT: Toño Quintanar

La vida de Joseph Merrick es uno de los portentos más insólitos y conmovedores que haya tenido lugar dentro de los anales de la historia moderna de la humanidad. Mismo aspecto en el que se funden, tanto rasgos médicos de índole tremendista, como fenómenos existenciales de naturaleza estrujante.

En el año de 1980, el director David Lynch decidió capturar la vida de este enigmático ser a través de una cinta donde ficción y realidad documentada se mezclaban de forma prodigiosa, dando pie a un discurso capaz de ablandar al corazón más frío.

A continuación, te ofrecemos diez datos acerca de esta fantástica producción:

-Los especialistas en maquillaje tardaban de 7 a 8 horas en caracterizar al actor John Hurt.

-Cuando Frederick Treves ve al Hombre Elefante por primera vez, éste deja caer una lágrima. Para esta escena, el actor Anthony Hopkins pensó en su padre enfermo. Esto le ayudó a llorar de forma sumamente convincente.

-Además de escribir y dirigir la cinta, David Lynch también fue el encargado de proveer la dirección musical y el diseño de sonido.

-Al principio se desarrolló la idea de que John Hurt utilizara un traje completo para su interpretación como el Hombre Elefante. Sin embargo, el atuendo era tan incómodo y acartonado que se desechó la propuesta.

-A pesar de la incomodidad que representaba traer puesto el maquillaje de Joseph Merrick, John Hurt (un fumador de toda la vida) se las arregló para poder disfrutar de sus cigarros.

-El productor ejecutivo de la cinta fue Mel Brooks. El realizador dejó deliberadamente su nombre fuera de los créditos de la cinta debido a que temía que su reputación como “experto en la sátira” hiciera que la gente le diera una lectura “errónea” a la cinta.

-El diseño de maquillaje utilizado para la transformación de John Hurt fue ideado a partir de los restos que se conservan en el museo de Londres del propio Joseph Merrick.

-La magistral actuación de Anthony Hopkins como el doctor Frederick Treves haría que, años más tarde, el director Jonathan Demme lo reclutara para interpretar a otro médico: el siniestro Hannibal Lecter.

-Debido a las deformaciones de su boca, el Joseph Merrick de la vida real nunca logró expresarse de forma tan clara como lo hace John Hurt en la cinta.

-A lo largo de la cinta existen una serie de rasgos de carácter ficticio que nunca fueron comprobados. Muy probablemente, el más destacado es aquella escena inicial en la que se puede ver a la madre de Merrick siendo atacada por un elefante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here