TXT: Toño Quintanar

Ya es Halloween, así que ha llegado el momento de encender algunas veladoras, pintar un pentagrama en el suelo y subirle al estéreo.

“Black Mirror” – Arcade Fire.

Una pieza cuya atmósfera nos remite a todo un oscuro cuento de hadas que transita de forma paralela entre lo ominoso y lo espléndido. Definitivamente, un auténtico conjuro musical.

 

“Romeo’s Distress”- Christian Death.

Hablar de Christian Death es remitirnos a toda una iconografía popular plagada de cantos diabólicos y texturas góticas. Sin embargo, no cabe duda de que su momento más sugerente lo alcanzaron con esta obra maestra que entremezcla romanticismo con horror.

 

“What’s Inside a Girl?” – The Cramps.

Una rola cuya abrasiva base rítmica es capaz de levantar a los muertos para hacerlos bailar. El psychobilly encuentra uno de sus pasajes más enervantes a lo largo de esta pieza maestra que no puede faltar en tu fiesta de Halloween.

 

“Zombie Ritual”. Death.

¿Necesitas algo más poderoso? ¿Qué te parece este tema el cual fácilmente podría ser la música de fondo de cualquier ritual vudú? El horror y el metal unen sus respectivas fuerzas para ofrecernos una experiencia pavorosa.

“I feel Love” – Klaus Nomi.

Definitivamente, uno de los covers más raros jamás creados. La ominosa atmósfera de este tema es algo así como una canción de disco tocada al revés. Todo un viaje sonoro el cual te hará sentir que estás atrapado en una mansión embrujada.

 

“Cursed be thy Blessings”- Prayers.

Sintetizadores de película de terror y voces callejeras que nos remiten a los ejércitos de la noche son los principales atributos de esta canción que se destaca como una auténtica invitación al mal.

 

 

Imagen de portada: Uproxx.

 

 

.