Yaeji lanzó su nuevo mixtape titulado WHAT WE DREW 우리가 그려왔던. Una de las cosas más interesantes en lo que va del año y probablemente terminará en buena posición en las listas al final del 2020. Yaeji nació en 1993 en Queens, sus raíces se mezclan entre Seúl, Atlanta y Long Island, después de unos años regresó de Corea y estudió en Pittsburgh.

Este mixtape de Yaeji fue editado por XL Recordings, el mismo selló que lanzó el In Rainbows de Radiohead y el 21 de Adele. Una discográfica que tiene que ha trabajado con artistas como los White Stripes, Prodigy, Vampire Weekend, The XX y varios más. Aquí está la reseña de WHAT WE DREW 우리가 그려왔던 de Yaeji.

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

Escena 1

Una chiquilla asiática plantada detrás de una gran mesa de mezclas provoca una fiesta de aliento global soltando ella misma sus secuencias y pasando al frente para cantar y bailar. Utiliza un bombo profundo –al estilo Deep house- para acompañar melodías que tienen lo sedoso del k-pop, pero que se ajustan a fraseos de un hip-hop que no pide pasaporte. El festival Ceremonia 2019, realizado en México prodiga una celebración difícil de etiquetar.

Escena 2

Unos cuantos meses después, Yaeji ha decidido armar su propia fiesta. Establecida en Brooklyn –ese centro neurálgico de la vanguardia musical- organiza y programa Elancia, una especie de rave multitudinario en que quiere mostrar una parte del dance underground que está surgiendo en esa demarcación de la nueva Babel.

Escena 3

El 3 de abril la artista coreano-norteamericana pone a sus fans planetarios a dibujar a través de un encuentro virtual que celebra la aparición de WHAT WE DREW 우리가 그려왔던, su álbum debut, tras un par de Ep´s del 2017 que la catapultaron a toda velocidad (así ocurre en la actualidad). Este ascenso veloz la llevó a que un sello tan visionario como lo es el inglés XL Recordings, que apostara por ella.

La Mixtape

Al estilo del mundo del hip-hop, a su primera colección de canciones la considera una mixtape; en lo que quizá es más una estrategia de marketing, lo que no le quita su impacto inmediato. Para la prensa norteamericana no es un asunto menor su juventud y la firmeza con la que busca proyectarse con una música no necesariamente vinculada con su apariencia asiática, aunque si aproveche para filtrar sus recuerdos infantiles y juveniles en Corea.

WHAT WE DREW 우리가 그려왔던 es un disco totalmente neoyorquino por multicultural y mutante. Muchísimas etnias y estéticas se cruzan por sus calles y ello se hace patente en los 12 tracks que fueron trabajados en el estudio propiedad de Yaeji, y localizado en el mismo Brooklyn. Sin tener que preocuparse por pagar horas específicas de grabación, se dio el tiempo suficiente para invitar a varios amigos para colaborar (aunque otros tantos mandaron sus partes, por localizarse al otro lado del mundo, como Yon Yon, dj y productor tokiota).

A diferencia de sus directos, en este primer Lp existe un bajón en los ritmos y un predominio de las capas de sintetizadores para arropar al juego vocal que se hace más sofisticado. Los beats se fragmentan para dejar que la voz se extienda y mande en las piezas.

Más que una obra de pop (coreano o no), acá lo que se muestra es un hip-hop mutante atascado de electrónica, tal como se manifiesta en “Waking Up Down” (de lo mejor de esta entrega).

El otro toque distintivo del álbum pasa por ese aspecto colaborativo: ahí están Lil Fayo, Trenchcoat, Sweet Pea, Nappy Nina, Shy One y la artista Victoria Sin, que procede del performance.

Con su juventud, formación autodidacta y creatividad desbordante como armas, Yaeji se ha abierto paso a toda velocidad. Habiendo realizado remixes para figuras como Robyn y Charlie XCX, pues no conoce de límites. A sus 26 años no teme revelar la ansiedad que acompaña a su generación y al mismo tiempo transmitir que la música conserva esa gran capacidad para entrever el futuro.