#SangreDeMetal

Vreid, que en su idioma original se pronuncia “vrraid” (así, con ese sonido de la boble r), se declara listo para llegar a México de la mano del Domination. En entrevista telefónica desde Noruega, Jarle Kvale, también conocido como Hváll, bajista de la banda, dijo que “México es muy afortunado de tener en un mismo cartel a esas bandas. Para mí, Kiss fue la razón por la cual decidí dedicarme a la música y Alice Cooper ha sido mi artista favorito desde hace 25 años. El poder que tienen en su música ha creado una gran conexión conmigo, son iconos, leyendas, así que estar en un mismo cartel con ellos es un gran honor.

Vreid es normalmente catalogada dentro de los parámetros del black metal, algunos la han denominado también black and roll metal, sin embargo la categorización es algo complicada con Vreid. La base musical es muy apegada a los estándares clásicos del black metal, pero ellos añaden melodía, ritmo, excelentes solos y una gran variedad de elementos de otros géneros. “Nosotros siempre quisimos rescatar el sonido de las bandas de los 70 como Sabbath y mezclarlo con lo que hacían bandas de los 80 como Metallica y Sepultura. Esa siempre fue la base de lo que al menos yo quería tocar. Y claro, en los 90 me sacudió totalmente la llegada de bandas de mi país como Darkthrone, Emperor, Burzum, Mayhem y otras. Entonces fue que entendimos que queríamos hacer una banda con todos esos elementos, no queríamos hacer sólo black metal o death metal nada más porque es lo que se escuchaba. Sí, nuestro sonido está enraizado en los elementos crudos y clásicos del black, es algo que siempre va a estar ahí, pero no será lo único.

Durante casi toda su carrera discográfica, Vreid estuvo firmado por el sello noruego Indie Recordings, sin embargo, su redondo más reciente, “Lifehunger”, fue editado por el sello francés Season of Mist, uno que si bien no está en las grandes ligas de los sellos globales, si lo está en el contexto del metal. “Indie es manejada por unos amigos míos así que todo sigue bien, simplemente creímos que el cambio podría ser bueno. Vreid necesita un empujón más cercano al mainstream para hacernos más fuertes, más visibles. Con ellos cambió todo, tuvimos acceso a un mejor estudio, a un mayor presupuesto, todo fue más grande y eso era un reto, pero uno que le vino bien a la banda.”

En cuanto al proceso de composición, Kvale explica que él escribe toda la música y las letras. “Una vez que está hecha la base, todos los demás intervienen de manera importante en los arreglos de las canciones, se agregan solos y al final se graban las voces. Entonces, aunque la música en general y las letras las hago yo, al final todos colaboran”.

Como suele suceder, la pregunta sobre qué prefiere, si shows en inmuebles pequeños o grandes festivales, la respuesta es parecida a la que normalmente se obtiene: ambas experiencias tienen su encanto. Sin embargo, Kvale considera que los festivales pueden ser de buena ayuda para una banda que llega por primera vez a algún territorio. “Si bien en un festival debes esforzarte al doble para que la gente se enganche, resulta ser una oportunidad muy valiosa para entrar en un mercado en el que nunca has tocado en vivo, tienes oportunidad de hacer que mucha gente sepa de ti en un solo espacio, y eso es muy interesante”.

Noruega es un país interesante. La página de internet de su embajada en México ofrece un vistazo a su apreciación cultural por el rock y metal. Lo promueven como atracción e incluso representa un pequeño porcentaje de ingreso en su PIB. Allá no se estigmatiza al metalero, se le valora y se le apoya. “La escena acá es muy sólida y saludable, pero no sólo en cuanto a las bandas locales, somos un país con mucho interés en el rock y el metal, casi todos los grandes nombres tocan acá, hay festivales. Noruega es un país chico, somos 5 millones de personas así que a pesar de que la escena es muy saludable, no todo es enorme. Obviamente hay una gran cantidad de seguidores del black metal por ejemplo, pero aún es un movimiento que se encuentra en el subterráneo”.

Así son las cosas en otros rincones del mundo. Los músicos que hacen metal en países escandinavos por ejemplo, a pesar de que saben que tienen un impacto real en el mundo del metal, no se marean con el éxito. Su humildad es seguramente un elemento que los ayuda a mantenerse, no ven el singo de dólares como primera motivación sino que hacen música por el placer de hacerlo, es sólo que viven en países sin problemas de estigmatización. Viven una libertad más real que la que se conoce en México por ejemplo y ven a futuro. ¿Será que Vreid pueda existir dentro de 20 años? “Eso espero, si dentro de 20 años estoy vivo y saludable, me encantaría. Yo escribo música desde que era adolescente y creo que es importante seguir haciéndolo. No todo lo uso, pero mantener el gusanito creativo activo hace que sigas adelante. También depende de la personalidad de cada quien, algunas personas son flojas, pero yo no puedo tirarme a no hacer nada, así que mientras exista la inspiración, seguiré en esto. Llevo 20 años inspirado, espero que pueda estarlo por otros 20 más (risas)”.

Vreid se presentará el 3 de mayo.