Música

Un último estruendo por Mark Lanegan (1964-2022)

/
254,100
Un último estruendo por Mark Lanegan (1964-2022)

De entrada, el físico de Mark Lanegan imponía; un rostro anguloso, semblante recio… despeinado -algo parecido a un sepulturero o a un empleado de funeraria-. Y entonces podía estrujar al pedestal del micrófono como si fuera una varita a punto de quebrarse y luego colgarse la guitarra para extraerle lamentos desde el inframundo.

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

Y en un plano superlativo esa voz cavernosa, grave… escanciada con litros y litros de alcohol y que también acusaba los golpes recibidos en el laberinto de los pinchazos de heroína. Mark Lanegan fue un artista tortuoso y lóbrego que supo conectar con esas zonas negras de la existencia… a ellas dedicaba su arte.

Es importante reconocer sus años al frente de Screaming Trees (1985-200), pero en modo alguno anclarlo al grunge -que más bien resulta un lastre muy pesado-. El nativo de Ellensburg en los Estados Unidos, murió hoy en su residencia de Killarney en Irlanda a los 57 años.

Pero se queda su legado artístico, muy vinculado a su colaboración con los Queens Of The Stone Age y con trabajos notables al lado de Isobell Campbell de Belle & Sebastian (con quien hizo tres discos) y los Soulsavers.

Comenzó su carrera en solitario en 1990 cuando editó The Winding Sheet, en el que colaboró el propio Kurt Cobain, y se extendió por once álbumes más hasta llegar a Straight Songs of Sorrow de 2020, que ahora queda como el capítulo final.

También se le recordará por lo hecho con Greg Dulli de Afghan Whigs, bajo los apelativos de The Twilight Singers y The Gutter Twins.

Mark Lanegan siempre fue un ave de las tempestades de los excesos; un músico de enorme calado que obtuvo cierta redención -siempre le agradeció a Courtney Love por pagarle un año de tratamiento, tal como lo consignó en su autobiografía Sing Backwards And Weep (2020).

Bien apunta el escritor Jorge Tadeo acerca de lo que representa Lanegan para el panorama internacional de la música: “Con su muerte se termina por cerrar el ciclo de aquellos que creyeron que desde el margen del mainstream se podía crear música que significara algo”.

También te puede interesar: El año del Búfalo: una novela rara, erudita y pop a la vez

 

Juan Carlos Hidalgo

Juan Carlos Hidalgo

Embajador de Tuzolandia por el mundo. Su novela más reciente es 'Ya no más canciones de amor' (Ed. Gato Blanco). En Marvin, coordina las colecciones 'Rock para leer' y 'Tinta sonora'. Forma parte de la Red de Periodistas Musicales de Iberoamérica (REDPEM). Su libro más reciente se titula 'Una ópera egipcia', poemario a partir de un álbum de Los Planetas.

Auditorio BB