El Plaza Condesa albergó a unos escoceses cuyos fans no pararon de sorprenderse con cada canción y agradecer a la banda con gritos y aplausos.

Jesus And Mary Chain_Plaza Condesa_Marvin
Foto: @fotoflama

Luego de la cancelación de su presentación en Chile, semanas atrás, The Jesus And Mary Chain llegó a México para presentarse ante un Plaza Condesa que lució a tope. Más de un millar de nostálgicos seguidores de la banda escocesa, acudieron a darse un baño de nostalgia.

Nueve meses atrás The Jesus And Mary Chain se unía de últimas al Corona Capital 2018, para beneplácito de sus fanáticos mexicanos. Aquella vez se mantuvieron poco menos e una hora sobre el escenario. Esta vez rebasaron la hora de show para deleite de su fanaticada.

El set de la agrupación escocesa inició con “Amputation”, corte de su último LP Damage And Joy. Continuaron con “April Skies”, de su disco debut y con la que arrancaron el primer eslabón de una cadena de ovaciones que se mantendrían a lo largo de la noche. Le siguieron “Head On”, canción que terminaran con un aplaudido “¡Gracias!”.

Jesus And Mary Chain_Plaza Condesa_Marvin
Foto: @fotoflama

Los liderados por los hermanos Reid mantuvieron en trance a un público que no paro de sorprenderse canción tras canción. Así, prosiguieron el recorrido por siete álbumes: “Mood Rider”, “Far Gone And Out”, “Between Planets”, “Taste Of Cindy” y “Never Understand”. No hubo demasiada interacción con el público… ni hacia falta. Cuatro tipos sobre el escenario, un juego de luces austero y una excelente ejecución musical y vocal bastaban y sobraban.

Pasada la hora de show, la banda de Escocia dejaba ver las “últimas” canciones: “Some Candy Talking”, “Halfway To Crazy” y “Reverence”. El clásico encore consistió en la icónica “Just Like Honey”, “Cracking Up”, “In a Hole”, “War on Peace”; para entonces despedirse con una poderosa y contundente “I Hate Rock ‘n’ Roll”. Luego de ahí siguieron segundos de aplausos de los fans y agradecimientos de la banda, que en seguida desapareció del escenario.