La ciudad de México, una de las ciudades más grandes del mundo, alberga un sinnúmero de clubes y venues de baile que alimentan el hambre festiva de millones de habitantes. Los protagonistas de estos lugares son los DJs que van, cada noche, curando su mejor selección para proporcionar un banquete musical a aquellos en busca de un festín de ritmos. Uno de esos personajes de la noche es Gabriell, mejor conocido como Scorpio 69, ícono de la vida nocturna de la CDMX.

TXT:: Jesús Rodríguez

Scorpio 69 es un DJ y performancer citadino quien se ha encargado de amenizar pistas de baile desde la década de los 80s. El hombre detrás del famoso personaje de la gárgola azul tiene una gran trayectoria en las tornamesas; se ha presentado en fiestas locales, clubes nocturnos, a lo largo y ancho del país, así como en festivales de talla internacional como Love Parade Acapulco (2005), Ceremonia (2017) y Ley Seca (Ex Fábrica de Harina).

Pudimos platicar un poco con él sobre su trayectoria, la escena electrónica nacional y esto fue lo que nos contó.

¿De dónde surgió el nombre de Scorpio 69?
Pues el nombre de Scorpio 69, muy fácil, es mi signo zodiacal y mi año de nacimiento.

¿Cómo iniciaste en la música?
Desde chamaco, en la zona donde vivía, que era Culhuacán, había muchos sonideros por allá. Todos los sonideros de la música tropical y también los sonidos móviles, iban mucho para allá. Todo el tiempo agarraban cualquier pretexto para hacer fiesta. Pues así fue como me inicié en la música. 

Sabiendo que eres un gran melómano, debe ser una pregunta difícil, pero ¿cuál dirías que es tu género musical favorito a la hora de tocar?
Me gusta mucho el High Energy pero no me genera mucha solvencia económica. Es más fácil ir a tocar música electrónica y pues lo que es el housecito. 

¿Cuál es tu opinión sobre la escena electrónica mexicana actual?
En la actualidad hay muchos proyectos muy, muy buenos, pero que (la escena) está maleada, en el aspecto que solamente se jalan a los amigos, habiendo tanto talento, muy underground, en todos los géneros. Hay mucho productor mexicano que está independiente precisamente por esa cuestión: que hay mucha mafia. La neta que la escena mexicana está muy mal en esa cuestión, en la cuestión de apoyo, pero musicalmente está muy cañona. Me gusta saber que gente nueva ha tocado en buenos festivales a nivel mundial. La escena mexicana está muy fuerte, muy potente, hay mucho talento nuevo con buenos proyectos en todos los géneros de electrónica, pero simplemente no hemos podido salir porque no hay apoyo entre nosotros. Siempre ha existido esa gran brecha. 

¿Cómo te has mantenido vigente durante tanto tiempo?
Scorpio se ha mantenido vigente desde el 87’ gracias a que, aparte de ser DJ, hago show performance. Empecé en un salón de fiestas tocando música tropical durante nueve años. Ahí aprendí a ver al grupo musical: ver qué canciones bailaban y qué canciones no bailaban. Como la cabina estaba en la parte de arriba podía ver todo. Sabía en qué momento la gente se apagaba y en qué momento a la gente le gustaba algún género. Eso me ha ayudado mucho, estudiar a la gente. La versatilidad me ha ayudado mucho, aparte de que soy una persona a la que le gusta convivir a la gente directamente. Cuando me contratan para ir a tocar a festivales y clubes, siempre estoy mezclado entre la gente. Nunca me voy al área VIP. Siempre me mezclo con la gente e interactúo con ellos. 

¿De dónde surgió la idea de tu icónico personaje de la gárgola azul?
Es el personaje que más ha durado. En el salón donde trabajaba, por ahí del 88’, 89’, llevaban imitadores. La vestimenta que utilizaban fue la inspiración que me ayudo a empezar a crear mis personajes. En ese salón me dieron la oportunidad de presentar mis primeros performances. Después, por ahí de los 2000’s, había un evento que se llamaba DJ Dance del cuál yo era miembro. Eran conferencias de puros DJ’s patrocinados por las mismas Discotheques. Ahí es donde se da cuenta la gente  de mis personajes, que aparte de tocar, hacía shows. En el último Love Parade Acapulco, que fue en el 2005, se me ocurrió pintarme todo de azul, me puse cuernos de plástico y las alas blancas. Ahí nació la gárgola. 

¿Qué venues son y han sido tus favoritos para tocar hasta ahora?
A mí me gusta dar todo, el cien por ciento, así sea para diez o miles de personas. Me siento muy contento a la hora de tocar. Los lugares que más me gustan son The Real Under aquí en la ciudad, en Guadalajara el Galaxy 1985, aquí mismo un lugar que se llama La Cañita. Es un lugar muy reducido, con un aforo de unas cuarenta personas máximo, pero son unas fiestas impresionantes porque puedo tocar lo que se me pegue la gana. La gente sabe que Scorpio está ahí y que les hago la fiesta. 

¿Algo más que quieras decirle a los talentos emergentes?
Pues yo lo único que pido a la gente nueva, a la nueva generación, que simplemente hagan las cosas con el corazón. Que se enfoquen en la gente, que vean el resultado de trabajo en la gente. Esto es un espejo: si el DJ no proyecta buena vibra, la gente nunca va a bailar. Si no tiene esa característica de poder compaginar con la gente, la verdad es que nunca lo van a lograr. Tienen que meter el alma y el corazón en cada tocada. Así sea una persona o miles. Hay ocasiones en la que los DJs no quieren abrir porque no hay gente. En muchas ocasiones me llevan como estelar, pero lo que pienso es que el estelar es la gente porque ellos están viniendo a vernos para que nosotros le demos un buen espectáculo auditivo. Un buen menú musical. 

Si quieres deleitarte con un buen set del maestro, en esta liga puedes escuchar una deliciosa sesión de vinilos.