Sobre R Kelly pesan serias acusaciones de abuso sexual contra jovencitas menores de edad. Este es un recuento del caso.

Una nueva oleada del movimiento #MeToo podría estar cerca y esta vez es el músico R Kelly quien ha de enfrentar las acusaciones de abuso sexual que surgen en su contra. Sin embargo, en el 2017 ya hubo un antecedente de intento para presentar ante la justicia al también productor y compositor.

En abril del año pasado, la plataforma Time’s Up, hizo pública su condena ante la impunidad de la que gozan las acciones de Kelly. Entre los señalamientos que pesan en su contra está el haber contraído nupcias con la cantante Aaliyah –quien falleció en el 2001- cuando ésta tenía menos de 18 años y Kelly tenía al menos 27; cuatro mujeres interpusieron demandas por abuso sexual, violencia física asalto agravado y el haber proporcionado drogas a una menor de edad.

Además, enfrenta señalamientos por haber entrado al menos a 21 cuentas de pornografía infantil así como la retención de mujeres en contra de su voluntad.

Cuando la plataforma, misma que impulsa el #MeToo, hizo las acusaciones anteriores promovió el hashtag #MuteRKelly, con el fin de que las empresas que estuvieran asociadas a su nombre y a su trabajo, desistieran de dichas relaciones en pos de apoyar la lucha por el bienestar de las mujeres de color.

Hoy todos esos señalamientos resucitan y cobran fuerza.

Primeras acusaciones

En el año 2000, el diario de Chicago, Sun Times, documentó un juicio que se celebró en contra de R Kelly por haber utilizado su fama para conocer jovencitas de alrededor de 15 años para luego mantener relaciones sexuales con ellas. Sólo una de estas niñas tomó el valor de denunciarlo pero no fue suficiente el esfuerzo. Al paso del tiempo, conocería a la cantante Aaliyah con quien se caso cuando ella tenía 15 años, pero se sospecha que mantuvieron una relación desde que ella tenía 12 años y el 25.

Su influencia sobre la cantante era tan fuerte que le escribió y produjo el álbum Age Ain’t Nothing but a Number.

También te puede interesar: Los 5 actos más nefastos de Kanye West

En el año 2008 volverían a salir acusaciones en su contra pues apareció un supuesto video grabado por el propio R Kelly en el tenía relaciones sexuales con una jovencita de alrededor de 13 años para luego orinar sobre ella. Fue ahí en el que se le fincaron cargos por consumo de pornografía infantil. Pero ninguna de estas acusaciones hicieron mella en su popularidad o en su éxito, que se traducía en una fortuna valuada en 60 millones de dólares.

La oportunidad de dar seguimiento a todos estos hechos se reavivó luego de haber llevado hasta la justicia al comediante Bill Cosby. Es así como las activistas Oronike Odeleye y Kenyette Tisha, de Womens Of Color, también de Time’s Up, decidieron acompañar a las víctimas así como debilitar el poderío de Kelly. Primero, lograron que una radio local desistiera de poner su música y luego intentaron cancelar un concierto suyo.

Fue ahí cuando se les unieron una serie de celebridades entre las que destacan Viola Davis, Robin Thede, Lupita Nyong’o y John Legend. Entonces sí hubo consecuencias inmediatas.

En marzo del año pasado salió al aire el documental R Kelly: Sex, Girls & Videotapes de la cadena de televisión BBC. Posteriormente, se canceló un concierto suyo que se preveía para celebrar el Día de las Madres y luego renunciaron a su equipo de trabajo su abogada, su publicista y hasta su asistente ejecutiva.

Los señalamientos y el apoyo

El objetivo primario de este movimiento es mermar su poder adquisitivo pidiendo a las empresas que mantienen una relación de trabajo con él, rectifiquen de su actuar. La única que lo ha hecho hasta el momento es Spotify, quienes lo sacaron de sus listas de éxitos. Bien vale recordar que su canción I Can Fly es una de las más populares de la radio estadounidense contemporánea.

Hace algunos días, en Estados Unidos salió al aire el documental Surviving R Kelly, en el que se daba testimonio de las atrocidades antes enumeradas y además salió el cantante John Legend para defender a las mujeres afectadas. Otros artistas se negaron a participar del mismo, pero recientemente la cantante y actriz Lady Gaga sacó de todas las plataformas de streaming la canción que hizo a dueto con Kelly.

Los últimos en dar su testimonio han sido Charles Knowles, papá de Beyoncé, y la actriz Cara Delevigne. El primero refirió que Destiny’s Child nunca trabajó con Kelly porque ya se empezaban a escuchar rumores sobre este tema desde ese entonces. Por su parte, Cara elogió a quienes ya habían fijado una postura en contra de Kelly al tiempo que hizo un llamado para que esto siguiera sucediendo.

Si bien no hizo un pronunciamiento abierto a su favor, el rapero French Montana dijo que le deberían de conceder a Kelly disfrutar del legado que ya construyó con su talento. Esto también ha abonado a la discusión que se lleva en las redes sociales.

Quien sí hizo un largo comunicado, fue la hija de Kelly, quien lamentó las acusaciones que se estaban haciendo contra su padre sin denostar las mismas o dudar de ellas. Abi recalcó que hace años se distanció de su padre y no tiene ningún tipo de relación con él, mas no podía evitar sentirse dolida pues del “monstruo” del que todos están hablando también es el hombre con el que creció. Dicha publicación en Instagram fue eliminada horas después, pero hizo otra en la que agradeció las muestras de apoyo hacia ella.

Al momento del cierre de este texto, pesaba sobre R Kelly la acusación de tener retenidas contra su voluntad a un par de mujeres, aunque también existía la versión de que lo habían hospitalizado a causa de una serie de ataques de pánico. Un día más tarde, la cantante Celine Dion retiró de las plataformas la colaboración que hizo con Kelly en el 2008 en la canción I’m Your Angel.

De acuerdo con Time’s Up, el fin no es una venganza que lo arruine artísticamente, sino que también se enfrente a la justicia. Y de ser culpable, sea condenado.

No more articles