Música

Queens of the Stone Age: después del dolor, lanzar dentelladas de placer

/
285,025
Queens of the Stone Age: después del dolor, lanzar dentelladas de placer

Si algo provoca el cáncer en los sobrevivientes a tal enfermedad es apreciar las cosas en su justa medida y quedarse con lo estrictamente indispensable;  y al encaminar Josh Homme al octavo álbum de sus Queens of the Stone Age parece que así lo ha hecho… poco o nada de momentos dulzones a lo Mark Ronson como el disco pasado; aquí no hay tiempo que perder y se quiere y debe de soltar el madrazo duro y directo.

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

“Estamos todos en el fondo de un infierno

 donde cada instante es un milagro”.

Emil Cioran

“Obscenery” –que abre el disco- es así… rugosa, llana, contundente y la puedo juntar con “Negative Space” para anotar que me parece que este In Times New Roman… (Matador Records, 2023) me remonta a aquel sonido noventero y oscuro de Alice in Chains… y lo afirmo totalmente convencido -¿no sé si pueda considerarse una locura?-.

Si hay que seguir comprometiéndose en este repaso a bote pronto no es complicado apuntar que este In Times New Roman es muy superior a Villains (2017) –su antecesor- y lo es – según mi juicio- a partir de la contundencia de “Time & Place” –que bien puede vincularse con la enfermedad y el resto de la existencia-, “Negative Space” –que también me lleva a recordar a los puntos más altos de Stone Temple Pilots– y la terna se completa por la de inmediato muy celebrada “Paper Machete” (que está entreverada con el divorcio de Home).

Esta canción ya va cobrando la simbología de un tótem en cuanto a reflejar la reciedumbre de los Queens of the Stone Age en sus puntos más altos y que están relacionados con un sonido mucho más directo y hasta primitivo -si se quiere mencionar de esa forma-; es ahora posible tender un puente de regreso entre In Times New Roman hasta el gran Era Vulgaris del 2007 –regresar también es evolucionar-.

Lo que resulta sorprendente es escuchar un vínculo sonoro entre Josh Homme y David Bowie en las primeras estrofas de “Carnavoyeur” a partir del estilo de canto y el timbre de la voz. Pero sobran las aristas bien afiladas y peleoneras, como la muy combativa “Made To Parade”, que critica la decisión de aquellos que dedican su vida a trabajar en un corporativo.

Nos quedamos pues con una gran acometida del mejor stoner rock que es posible imaginar y cerramos con unos grandísimos nueve minutos de “Straight Jacket Fitting”, de la que también emana la frase titular y que los muestra generando un muy alto “volumen” de rock… por su potencia, por su densidad, por su precisión.

Queens of the Stone Age son tipos duros que han sabido retomar lo mejor de su esencia y partir de ahí lanzar dentelladas sonoras que arrancar el pedazo mientras producen placer.

También te puede interesar: Protomartyr  y Cormac McCarthy: Todos somos desierto y restos humanos

Juan Carlos Hidalgo

Juan Carlos Hidalgo

Embajador de Tuzolandia por el mundo. Su novela más reciente es 'Ya no más canciones de amor' (Ed. Gato Blanco). En Marvin, coordina las colecciones 'Rock para leer' y 'Tinta sonora'. Forma parte de la Red de Periodistas Musicales de Iberoamérica (REDPEM). Su libro más reciente se titula 'Una ópera egipcia', poemario a partir de un álbum de Los Planetas.

Relacionadas

Auditorio BB