Música

Matteo Vallicelli: el sonido ideal para el sentimiento perfecto

/
268,624
matteo-vallicelli-primo-esc-captured-tracks-the-soft-moon-italia

La inquietud y curiosidad son los adjetivos que mejor describen a Matteo Vallicelli, pieza clave para los shows en vivo del proyecto electro-industrial The Soft Moon. El italiano se ha dado tiempo para lanzar dos discos como solista que refrescan la escena electrónica actual, así que platicamos con él sobre el concepto detrás de su música.

TXT:: Jacobo Vázquez

¿Cuál ha sido tu camino para llegar a ser el baterista de The Soft Moon y cómo decidiste empezar tu carrera en solitario?

Uno de mis primeros recuerdos relacionados con la música es un piano de juguete; más tarde descubrí que lo mío era la percusión. Ya sabes, comencé tocando con los cubiertos en la mesa, volvía locos a todos. A los 12 años tuve mi primer darbuka y armé mi primera batería de manera muy primitiva con cajas de cartón. Un año más tarde mis padres me compraron una batería de verdad, uno de los momentos más felices de mi adolescencia. Desde ese momento empecé a tocar en bandas, ensayábamos en el sótano de casa de mis padres y en sucios cuartos de ensayo.

Mi primer amor fue el punk rock de Estados Unidos, cosas como Green Day y NOFX. Más tarde, en 2013, y después de girar con infinidad de proyectos, conocí a Luis Vasquez de The Soft Moon a través de mi amigo Marco Rapisarda (su manager). Luis se había mudado a Italia para trabajar en su álbum Deeper y estaba buscando músicos en Europa para tocar con él. Lo conocí una noche en Roma y nos hicimos amigos de manera instantánea. El resto es historia.

En cuanto a mi carrera como solista, la comencé en 2015, cuando probé tocar con computadoras y sintetizadores, el cual era un territorio nuevo para mí en ese entonces. Me tomó dos años entender todo ese nuevo lenguaje; justo en ese momento lancé mi primer disco, Primo, para el sello Captured Tracks, de Brooklyn.

Además de Primo (2017) tienes otro álbum en plan solista, Esc (2021); ¿qué cosas tienen en común y en qué son diferentes?

No creo que tengan mucho en común. Primo está influenciado por mi curiosidad sobre los instrumentos y sus sonidos, va más enfocado a la exploración y las paletas sónicas. Esc me sirvió como recordatorio y también como invitación para el escucha, para que se desconecte del reino digital y tecnológico de vez en cuando. Hay un mundo bello allá afuera. Muchos sonidos están inspirados en tonos de celulares, música de comerciales y otras cosas más. 

¿Cuáles son las ideas detrás de los videos “Giungla Elettrica” y “Esc”?

Honestamente los hice para divertirme, si pudiera regresar el tiempo no saldría en ellos. Usaría los videos para mandar mensajes como: lee más libros, cuidado con el capitalismo, cree en ti mismo, no comas animales, consume menos…

¿Por qué elegiste la música electrónica como lenguaje para expresarte?

Después de muchos años de estar en bandas y tener discusiones por las cosas más tontas, me interesó ser el único en control de la música. Fue algo liberador. Otra cosa que encontré interesante de la música electrónica es la cantidad de posibilidades en términos de paletas sónicas. Siempre puedo encontrar el sonido ideal para expresar el sentimiento perfecto.

¿Qué viene para ti más adelante?

Estoy de gira otra vez con The Soft Moon para promocionar el nuevo disco Exister. Estoy haciendo mi primer score para un documental y tengo mucha música que necesita ser lanzada.

Staff

Staff

21 años hablando de cultura pop nos respaldan. También hacemos Festival Marvin.

Relacionadas

Auditorio BB