TXT: Toño Quintanar

El terror es una de las armas conceptuales más recurrentes y antiguas del medio audiovisual; mismo asunto que se debe a esa serie de emociones transgresoras que permanecen dormidas en lo más recóndito de la mente humana, aguardando a que un estímulo sensorial externo las detone.

En el mundo de los videos musicales, esta regla se ha vuelto palpable a lo largo de una serie de producciones las cuales superan con creces a muchos de los clásicos más encumbrados del Séptimo Arte.

A continuación, te ofrecemos la primera parte de una lista con diez videos que no pueden faltar en tu YouTube party de este 31 de octubre; así que, prepara las bebidas y apaga la luz.

“If I Had a Heart”. Fever Ray.

Nuestra lista inicia con un críptico video el cual se transforma en el complemento perfecto de la obscura melodía de carácter tribal que sirve como esqueleto para este genial tema. Máscaras de médicos brujos, mujeres pintadas como esqueletos y una atmósfera de ultratumba son los principales ingredientes de este inquietante proyecto el cual funge como un obscuro viaje iniciático.

“Come to Daddy”. Aphex Twin.

El concepto de este increíble genio de la música electrónica siempre ha sido un asunto de lo más bizarro; sin embargo, no cabe duda de que con este clip se voló la barda. ¿Qué puede ser más descorazonador que ver a una viejita siendo acosada por un grupo de engendros del demonio con el rostro del intérprete de “The Waxen Pit”? Al mismo tiempo, el ambiente lisérgico de la producción termina por sumergir al espectador en una auténtica pesadilla.

“Kids”. MGMT.

Quién diría que la psicodelia y la niñez podrían engendrar a una pieza visual tan francamente perturbadora. Fungiendo como un homenaje a los terrores alucinatorios que experimentamos durante nuestra infancia más temprana, este video se destaca como una auténtica obra maestra de lo siniestro cuyo estilo nos remite a grandes joyas transgresoras como Don’t Hug Me I’m Scared.

“Dope Hat”. Marilyn Manson.

El Reverendo siempre ha sido un auténtico genio dentro de la estética de carácter macabro; sin embargo, cuando recién comenzaba su carrera, el presupuesto no era desorbitante y tuvo que recurrir a trucos teatrales y efectismos artesanales de delirante naturaleza. Fue así como salió a la luz este magistral clip el cual ofrece una parodia descaradamente ácida de Willy Wonka & the Chocolate Factory la cual continúa sorprendiendo hasta nuestros días.

“Fantasy”. Dye.

El formato animado es, sin lugar a dudas, uno de los estandartes más propositivos a los que el género del terror es capaz de acceder. Una estridente muestra de ello es esta joyita de culto la cual comienza como una clásica escapada calenturienta entre adolescentes para transformarse en una oda al horror corporal la cual roza los límites de lo lovecraftiano. Definitivamente, un gran homenaje a esas pasiones carnales que forman parte consustancial del mundo de lo siniestro.

 

No more articles