El músico estadounidense Iggy Pop ha donado su canción “Free” a PETA en apoyo para terminar con los crueles experimentos con monos.

“Free”, canción que abre el álbum del mismo nombre del cantante en 2019, es la banda sonora de un nuevo vídeo que destaca el sufrimiento psicológico y físico que los monos soportan mientras son mantenidos en jaulas de laboratorio para realizar pruebas.

El video clip está compuesto por imágenes de las investigaciones de PETA US sobre las dolorosas, invasivas y mortales pruebas de “miedo a los monos” como parte de los experimentos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), en las que se provocan daños cerebrales permanentes y traumáticos a los animales antes de aterrorizarlos con falsas serpientes y arañas.

“Cualquiera puede ver el dolor y el terror en los ojos de estos monos”, dijo Iggy. “Nadie debería tener que sufrir así”.

 

El icono del rock apareció en 2017 en el anuncio de PETA de Nick Cave, cuya banda sonora fue compuesta por la canción “Breathless”.

Iggy Pop, defensor de los derechos de los animales, firmó una petición pidiendo la protección de los grandes felinos en Florida a principios de este año. Solicitó a los senadores de Florida, Marco Rubio y Rick Scott a copatrocinar la Ley de Seguridad Pública de Grandes Felinos, que prohibiría la propiedad privada, el contacto directo con el público y las interacciones peligrosas con tigres, leones y otros animales similares.

Mientras tanto, la pájaro mascota de Iggy Pop, Biggy Pop, ha sido nombrado patrón fundador del Hospital de Vida Silvestre de la Bahía de Byron en Australia.

“Me angustió mucho oír que 180 millones de aves murieron en la catastrófica crisis de los incendios forestales que mataron a más de 3.000 millones de animales nativos en Australia”, dijo en una declaración. “Ser el patrocinador fundador del Hospital de Vida Silvestre de la Bahía de Byron significa que puedo conectarme y apoyar a mis amigos y parientes en la mágica tierra de Oz”.