Uno toca en Rostros Ocultos, el otro en Los Amantes de Lola. Pero Arturo Ybarra y Gazú Siqueiros son 2 de los guitarristas favoritos de Piro dentro de la escena del rock latinoamericano. Si bien los 3 pertenecen a diferentes generaciones, la vida los ha unido innumerables veces. Y esta vez se juntaron para hablar de lo que sucedía en los años del estallido del punk.

¿Qué andaban haciendo entre 1978 y 1983?

Gazú Siqueiros: En la primaria todavía, pero yo andaba en bicicleta por toda la zona donde estaba Hip 70 y un día, cuando tenía 13 años, a las 9 de la noche pasé por ahí con unos amigos y estaba tocando Dangerous Rhythm y dijimos: “¿Qué es esto?”. Por supuesto no nos iban a dejar entrar, pero estaba increíble, y supe que iba a estar por este camino.

¿Y tú, Arturo?

Arturo Ybarra: Bueno, en el 78 ya había tomado la guitarra en una banda que se llamaba Trax y me encantaba tocar, pero no había dónde, entonces tocábamos en fiestas, en casas, en discotecas, en la calle, pero hablando de la primera vez que tuve un encuentro con tu banda Dangerous Rhythm, yo siempre buscaba documentales, material o prendía la televisión para ver algún programa donde pasaran rock, y me acuerdo que había uno que se llamaba “Alta Tensión” y otro con Luis Carbajo en el Canal 11, y ahí vi una banda que se llamaba Dangerous Rhythm con una enorme potencia y tu personalidad. Nunca había visto una Les Paul negra y me llamaba mucho la atención el sonido y me encantó la banda, me pareció que eran ingleses por su look, pero ya cuando los entrevistaron me enteré que eran mexicanos.

Hay una anécdota precisamente en ese programa, empezamos a tocar “Indocumentado” en playback y alguien le pegó a la tornamesa y se saltó la aguja, y yo de pronto estoy cantando y reacciono y me quedo callado sin saber qué hacer, pero luego ya seguimos tocando…

Arturo: O sea que no tocaban con cinta…

No, era con el LP, eran épocas completamente distintas. Pero, bueno Arturo, tú también estuviste con José Fors en Mask.

Arturo: Sí, con Trax conocimos en una obra de teatro, Jesucristo Superestrella, a José Fors y nos encantó la voz, lo integramos y nos convertimos en Mask, que es una banda de metal progresivo.

Y de Mask se derivan Rostros Ocultos y Cuca.

Arturo: Sí, pero yo quiero preguntarte algo, ¿cuándo se convierten en Ritmo Peligroso?

El documental va de 1978 a 1983, que es cuando se salen Johnny Danger y Rip Sick, que éramos con Marcelo 4 amigos como de la prepa. Nunca habíamos compuesto, yo nunca había sido letrista y todo fue un experimento y una evolución. Pero luego vino la idea de darle una identidad al rock mexicano y de ahí vino “Marielito”, y luego “Déjala tranquila” y “Contaminado” y entonces tuvimos más trascendencia por eso que por haber sido la primera banda de punk mexicano, pero esos años fueron muy importantes.

Pero volviendo al tema, tengo una última pregunta: ustedes creen que Dangerous Rhythm se merece un documental?

Arturo: Yo creo que sí, porque Dangerous Rhythm fue la chispa de muchas bandas que se inspiraron en ese sonido. Yo he oído de bandas como Café Tacvba, Panteón Rococó, decir que su influencia primaria fue cuando oyeron a Dangerous Rhythm. Para mí fue cuando oí “Marielito”, “Modern Minds”, son canciones que nos inspiraron a tomar en serio la música.

Gazú: Y con esa determinación, con esos huevos de hacer la cosas…

Arturo: Sobre todo porque era en una época en la que había una represión hacia el rock, no había lugares donde tocar; Dangerous es una banda guerrera.

Una banda guerrera Arturo ostro Ocultos Los Amantes de Lola Ibarra Gazú Siqueiros

 

 

 

 

No more articles