#MarvinCDMX

Tras 2 años de trabajo, Johnny Nasty Boots estrena

TXT :: @Vicentjauregui

Conformado por Johnny (guitarra y voz), Alfi (bajo) y Mr. Chochi (batería), Johnny Nasty Boots es un power trío decidido a reivindicar el riff como materia prima de composición. Con ánimo retro, su gusto por el blues, el rock y la psicodelia los llevó a emular los sonidos que descubrieron en los vinilos de sus padres. Después de presentarse en diferentes locales del país, la banda fue encontrando su propia identidad sonora en palomazos lisérgicos que poco a poco fueron tomando la estructura de una canción.

Con algunos temas ya listos, la banda decidió grabar su álbum debut homónimo en Sonic Ranch, el legendario estudio ubicado en Tornillo Texas.

Con riffs duros y pantanosos, este power trio encontró un vehículo para escribir sus temas rock clásico para hacer lo suyo, todo ello, filtrado bajo una producción contemporánea que añade frescura a su ADN.

Lleno de letras auto-referenciales, este álbum representa un viaje hacia situaciones que reflejan diversas temáticas existenciales, paradas en un sonido crudo y decidido; la banda presentó los sencillos “I’m Cursed”, “Hard To Love Me” y “Jump And Shout” en medio de una gira que incluyó fechas en el Viper Room y el Whisky A Go-Go en LA.

johnny nasty boots

Johnny Nasty Boots

Finalmente, el disco producido por Yunuén Viveros (director musical y ex-integrante de Natalia la Fourcade y la Forquetina) ya puede escucharse completo en todas las plataformas digitales. Mientras tanto, te compartimos una charla con Mr. Chochi y Johnny, sobre el largo pero gratificante proceso de grabación del disco:

Tienen una historia de amor a primera vista, ¿cómo se conocieron ustedes dos?

JNB: Nos presentó Exael Salcedo de URSS Bajo el Árbol. En ese tiempo, yo hacía entrevistas para medios. Exa me presentó una banda de Cancún que andaba buscando guitarrista. Así conocí a Mariano aka Mr Chochi, quien me invitó a echar un jam. La química fue inmediata. Cuando surge la idea de hacer JNB, supe que Mariano era el adecuado para tocar la batería, así que lo invité al proyecto.

El disco les tomó dos años, pero finalmente, ya está en plataformas. Me llama la atención que abre “I Ain’t Superstitious”, un tema escrito por Willie Dixon para Howlin Wolf. ¿Por qué abrir con un cover?

JNB: Antes de tener una banda, yo tocaba solo. Era algo totalmente blues, muy en la onda delta de los ’30 y ’40. Yo tocaba ese tema desde hace rato y lo grabé como sencillo. Incluir el tema en el disco fue para sentar la base de cómo creció este proyecto. En lo personal siempre me ha gustado. La versión original tiene un sonido de chicago blues de los ’50, yo decidí darle un toque delta con el slide en la guitarra.

Al escuchar el disco, se percibe una cronología, ¿cómo armaron el orden de los temas?

JNB: Sí, después del cover viene “Hard to Love” y “I’m Cursed”, sin ser blues, son de la más bluseras; fueron las primeras que yo compuse.

MRCH: “Hard to Love” y “I’m Cursed”,  fueron las primeras que yo ensayé con Juan antes que se uniera Alfredo.

JNB: Son temas que suenan bien juntos. Aunque no lo planeamos como una historia, ya escuchando las letras te das cuenta que se narra la historia de un vato que está loco (risas).

Después viene “Bulltoad Blues”, un track acústico.

MCH: Mucho del disco fue creado en Sonic Ranch. Este tema salió una noche que agarramos lo que había: un dobro, una tarola, un bajo. Tiene un significado muy padre porque Jorge Herrera, papá de Juan, se aventó la armónica.

Qué rifado, ¿toca en vivo también con ustedes?

JNB: Cuando yo tocaba solo, mi papá se subía en un par de rolas a echar el palomazo. Ahora es el cuarto Johnny Nasty Boots. Ahora somos más una banda de rock que de blues, pero toda nuestra raíz está ahí. La grabamos la madrugada de mi cumpleaños hace dos años. Le dimos hasta que quedó una buena toma. Como decía Mr. Chochi, el nombre es un tributo a los sapo toros.

¿Son esos sapos que tienen propiedades alucinógenas?

JNB: (risas), Creo que no, pero estaría bueno saber. Esos sapos se escuchan toda la noche en esa región de Texas.

Leí que “We’re going Down” tiene varios sonidos extraños que se filtraron en la grabación…

JNB: Sí, fue muy raro, no había nada dentro de la cabina, pero lo descubrimos cuando mezclamos el disco. No sabíamos que era y en lugar de cortarlo, lo aprovechamos para jugar y se quedó.

¿De qué habla ese tema?

JNB: Es darte cuenta que somos una mierda y por eso nos estamos yendo al carajo (ríe).

MRCH: Tanto ahorita como hace 4 años, estábamos mal y cada vez empeora.

JNB: En ese tiempo yo vivía en un lugar que me permitía ver la calle, me deprimí e hice esa rola.

 

Fueron 13 días grabando el disco en un lugar que para un músico es como Disneylandia, ¿qué tanto jugaron con todo lo que ofrece el estudio?

MRCH: Probamos muchas y nos quedamos con ganas. Es muy basto, es demasiado. No recuerdo cuántos kits de batería pero no da tiempo de probar todo. En cuanto entras percibes la energía de que han estado músicos legendarios grabando, sientes que tu disco saldrá muy bien.

¿Cómo lograron financiar un disco de este presupuesto?

JNB: Tuvimos el apoyo de Vox Records, tuvimos la suerte de que hay gente que confía en el proyecto. Se ha sumado gente que nos apoya bastante, que le interesa la música y le gusta lo que hacemos. Somos muy afortunados y nuestro compromiso es al quíntuple.

¿Lo presentarán completo en vivo?

MRCH: Es plan es tocar tal cual como está en el disco, porque hay muchos temas que hacemos distintos en vivo. La presentación oficial será el próximo 5 de agosto en Casa del Lago.

JNB: De repente hay dos saxofones y es algo que en vivo no hemos logrado, estamos viendo cómo hacerlo.

¿Cuál es la canción más difícil de hacer como en el disco?

JNB: El mayor reto es una canción que se llama “Twenty 5 to 5”, porque fue una improvisación que creció mucho, paso de 25 a 5 minutos (risas). Vamos a iniciar los ensayos de presentación de disco en agosto y después una gira por todos los lugares donde se pueda.

Recordemos que Johnny Nasty Boots estarán dentro de la fiesta de clausura en la Alhóndiga de Granaditas del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF).

Estreno de Johnny Nasty Boots

No more articles