Un rayo de luz incide sobre una bola disco… debajo de ella, la Reina del Pop hipnotiza al planeta entero. Celebremos con ella su cumpleaños y el disco tributo que le han dedicado al mismo tiempo que el destroy se mezcla con el ruido. Hay música alucinante desde el norte de África y novedades del México lindo. Aquí el cabaret se deschonga para que sus visitantes suelten a grito pelón: ¡folk me Amadeus!

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

Number One Popstar (Estados Unidos) / “Hung up”. ¡Los 63 años de Madonna son una gran fiesta para celebrar en todo lo alto! Y mientras muchos se azotan por la separación de Chromatics, Johnny Jewel -líder del grupo y del sello Italians Do It Better- se armó un discazo con 20 versiones. En un repertorio tan vasto, nostálgico y efectivo cada quien escoge sus amores y yo apuesto por el tratamiento a cargo del proyecto que tiene a Kate Hollowell detrás y que pese a ser muy reciente está prendiendo lumbre. ¡Vaya que la Ciccone ha hecho y dejado una pátina sonora inconfundible!

Faithless feat. La Mala Rodríguez y Nathan Ball (Inglaterra) / “Necesito a alguien (I need someone)”. Los británicos siempre han mantenido la vibra rave en lo más alto y regresan con su primer álbum en 10 años y confirman que no han perdido el punch ni la pasión por la electrónica frenética. Y pues interesados en expandir su propuesta hasta le ponen título en español a la colaboración con la hiphopera española. Nathan Ball también agrega el lustre de su voz y potencia lo que de por sí es un himno para mantener al dancefloor en llamas.

Discontrol feat. Dorian (España) / “24 horas”. El DJ y productor nativo de Mallorca y residente de Barcelona tiene una gran habilidad para recorrer distinto subgéneros del techno; puede ir de algo denso a la expresión más accesible y que flirtea con el pop; es por ello que suma a Marc Gili -vocalista de Dorian- para que ponga su registro vocal a una aventura llena de gozo y hedonismo. El tiempo se comprime cuando deseamos que la fiesta sea eterna.

Audiobooks (Reino Unido) / “The doll”. David Wrench y Evangeline Ling son un dúo creativo que transmite mucha energía a todo aquel con el que alterna y es por ello que ha colaborado con gente como David Bryne y The XX. De hecho, Evangeline es una artista muy completa que va más allá de la música; es así que imprime un sentido narrativo a una pieza en la que el freak pop se une al electro y el spoken word. Ella va narrando toda una evocación acerca de la infancia. ¡El sonido del 2021 a pleno! Se trata de un avance de Astro tough, lo que será su segundo álbum.

Hamdi Benani, Mehdi Haddad & Speed Caravan (Argelia/Francia) / “Kursi Zidane”. Benani fue un renovador del Malouf -una música del Magreb- y una inspiración para otros músicos; lamentablemente, murió el año pasado por Covid. Haddad y su banda buscaron rendir un valiente homenaje a un gran artista argelino y arriesgaron con las versiones sumando electrónica, rock o lo que hiciera falta; como en este tema que junta a la música árabe contemporánea con una guitarra surfera a lo Dick Dale.

Porter (México) / “Sol@”. En este cabareteo somos seguidores de la banda tapatía y su gran talento, mismo que suelen desparramar canción a canción y ésta no es la excepción. Menos clavada que otros de sus clásicos, hace las veces de un divertimento que le permite a los músicos lucir como instrumentistas y probar con ciertos sonidos actuales y devanear con el pop más inmediato. Ellos siempre encuentran maneras para masajearnos el alma.

Car Seat Headrest (Estados Unidos) / “Running up that hill”. El grupo radicado desde hace rato en Seattle suele excederse un poco en el drama vocal en sus composiciones, pero aquí da totalmente en el blanco al escoger una canción de Kate Bush para exhibir sus filias e influencias. Esa batería que parece ir marcando una cabalgata se lleva las palmas, al igual que los detalles de sintetizador. Hay momentos en los que el pop rock se convierte en una alta expresión de belleza y suficiencia.

Momus (Escocia) / “Folk me Amadeus”. ¡El delirio como una elevadísima forma de arte! Ese personaje en suma excéntrico e inclasificable que es Nicholas Currie remasteriza un disco de 2001 del que extrae otra de sus invenciones estrafalarias y maravillosas. Parece una versión mutante de “I will survive”, más allá de que el título parodie a los ochenteros Opus. La ironía entrecruzada con la inspiración siempre es una bomba estridente de arte puro.

C. Tangana (España) / “Yate”. “Pucho” prolonga la racha de vena que ha traído El madrileño con un nuevo sencillo verbenero con un poco de house y guitarra flamenca. El escándalo ahora lo aportó la foto de promoción en la que sale rodeado de 9 mujeres -otra andanada mediática sobre su supuesto machismo-. Más allá del rédito de la polémica y el morbo, la música se mantiene rumbera y llevando a la tradición popular hasta un presente lleno de garbo y visión de futuro.

Pahua feat. Gizmo Varillas (México) / “La cura”. En su versión solista, Paulina Sotomayor se encuentra explorando diversas rutas que le permitan hallar su personalidad sonora definitiva, y este sencillo es parte de ello. De su lado tiene electrónica y esa pasión por los ritmos latinos.  La aportación del español Gizmo, aunque discreta, ofrece una variante vocal que le permite probar nuevas formas. Una vez más, el pensamiento místico aflora en una letra que también tira por el lado de la naturaleza.

Julien Baker (Estados Unidos) / “Bloodshot” (Helios remix). La nativa de Germantown, Tennessee, a sus 25 años tiene un panorama luminoso por delante, ya que es muy talentosa componiendo y tocando, además de poseer una sobredosis de encanto. Aquí pone su tristeza musicalizada en manos de Helios que le aporta capas de suavidad flotante. Un remix que es todo sutileza y esplendor… logra que el escucha se sienta como volando sobre campos floridos. ¡Una delicia!

Celest (México) / “Me voy”. Sin duda tener de tu lado a un productor como Chris Coady imprime un salto de calidad; se trata de alguien que ha trabajado junto a Beach House y Slowdive -nada menos-. Pero esta novel banda capitalina aporta lo suyo y nos lleva hasta el dream pop con mucha solvencia y calidad. Cuentan con una vocalista muy fina da fuerza y lustre al conjunto. ¡Vaya manera de levantar la mano y hacerse presente!

Grupo de Expertos Solynieve (España) / “El pleito”. J de Los Planetas y Manu Ferrón conducen los pasos de esta banda que se reagrupa y reaparece de cuando en cuando. Han decidido acometer en plan guitarrero y destilando un efectivo pop rock que haga contrapeso al bochornoso momento por el que transita la humanidad. Suelen ser intermitentes en cuanto a presencia, pero cuando lo hacen van por todo lo alto. Aunque buscan un poco de concordia, presentan la canción con el ánimo de pelea que los caracteriza: “Contra la resignación y las estratagemas de las instituciones y los poderes fácticos…”.

Belafonte Sensacional (México) / “Culto al ruido”. Israel Ramírez es lo que se lama un “culoinquieto” y no se sabe estar en paz; le da una y mil vueltas a todo lo que implica la banda e incluso deja entrever un viraje radical y desplantes sorpresivos. Mientras tanto, recurre al material extra registrado para Soy piedra y, como es usual en él, da cátedra callejera en cuanto al manejo del lenguaje, ahora montado en un tema que transcurre a media velocidad y en el que el ritmo trotón recibe de buena gana un poco de ruido guitarrero para armar la camorra.

Lorde (Nueva Zelanda) / “Secrets from a girl”. Ser una gran estrella a los 24 años, un estandarte generacional, no es nada sencillo. Lorde ha lanzado un tercer álbum disparejo de marketing errático. Se acerca demasiado hacia lo cansino de Lana del Rey, pero aun así se pueden extraer buenas cosas, como esta balada que acelera un poco y que en cuya parte final incluye un parte de spoken word a cargo de Robyn que le viene muy bien. Esta pieza pone de buenas, pero cabe la pregunta: ¿valió la pena esperar 4 años?

MOTHERMARY (Estados Unidos) / “Like a prayer”. El tributo a Madonna Louise Ciccone, nacida en Michigan, por sus 63 primaveras, me lleva a incluir con otro de sus himnos de pop dorado y rutilante versionado por los artistas afines a Italians Do It Better. Las gemelas Elyse y Larena, fugitivas de una comunidad mormona de Montana, aportan su propia energía al halo religioso de la original -de por sí pecador-; a estas chicas les encanta la indumentaria sadomaso, así que su tecno perverso también es ideal para la tarea encomendada.