Su disco pasado, My Finest Work Yet (2019), le dejó la canción con más escuchas de su carrera: “Sishypus”, centrada en la mitología, pero Andrew Bird ya tiene una carrera muy distendida, que tiene cuando menos dos álbumes ilustres: Andrew Bird & The Mysterious Production Of Eggs (2005) y Armchair Apocrypha (2007).

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

Se trata de un músico que se mueve con elegancia en el indie folk y que se caracteriza por tocar el violín con gran maestría, además de silbar y cantar. Oriundo de Illinois, tiene ya en circulación un álbum que ya lo acerca a la veintena y que releva a These 13 (2021), una colaboración con Jimbo Mathus.

Inside Problems es una obra de madurez en la que más bien se mueve a lo seguro… no existe rompimiento o algún viraje brusco; Andrew Bird sabe muy bien lo que le apetece hacer y ello queda demostrado desde el segundo corte, una “Lone Didion”, que arranca con unos pizzicatos de su violín para luego ofrecer la sensación de que estamos en algún viejo tugurio una noche de sábado.

Ya en esta pieza aparece una voz femenina que lo acompaña -casi en un discreto segundo plano- y que repite en “Fixed Positions”, en la que tira de sus grandes silbidos. ¡Un artista empecinado en la búsqueda de la belleza!

Esperemos que en el próximo Festival Capital 2022, Andrew Bird se concentre en mostrar Inside Problems (Loma Vista, 2022), ya que de esta manera podríamos explayarnos en los casi siete minutos de “Eight”, en la que se deja ir con una magnífica parte de violín.

Quizá sea un artista más propio para apreciar en las distancias cortas, pero nadie duda del halo de culto del que goza y de que se trata de una propuesta para escuchas gourmet. Veremos si consigue abrirse paso hacia nuevos públicos, como ya lo ha hecho en la actuación al formar parte de la serie Fargo.

Mientras tanto, entrega un lote de 11 canciones en el que también brilla con luz propia y en el que “The Night Before Your Birthday” constituye un innegable homenaje a Lou Reed, pues tiene todo su estilo compositivo.

A Andrew Bird le gusta bailar un vals con el pop y dotar al indie de un filón un tanto barroco y sinuoso… algo de lo que no muchos salen bien librados. 

También te podría interesar: Wilco: “Me encanta mi país, estúpido y cruel”