Vaya forma de iniciar el verano en México. Rechazados de la UNAM, reggetoneros echando su desmadre, los movimientos anti-Peña, jovencitas violadas en el Estado de México y lavado de dinero en HSBC, por mencionar sólo algunas cosas.

Pensé que tendría tiempo de escuchar las listas de los mejores discos de lo que va de 2012, ir a las rebajas y pasear, helado en mano, en una tarde soleada en Coyoacán. Nada de eso (además está llueve y llueve).

Al contrario, sigo de cerca el desenlace de la elección presidencial y las acciones que toma el movimiento (ya muy separado del #YoSoy132) anti-Enrique Peña Nieto, además sigo asombrado por la facilidad con la que Soriana y Monex coaccionaron votos.

Como si fuera el apocalipsis me entero que un grupo numeroso de reggetoneros fiesteros tomaron la ciudad (ok, exagero pero esa impresión me dio), hicieron desmanes en Reforma y seguro le perrearon a las ‘señitos bien’ que por ahí paseaban…

Bueno, lo último no estoy seguro, pero debió ser gracioso después de todo. Al final ya están libres y muchos de ellos afirman, cito, “no ser chacas”, sino estudiantes que gustan de cierto ritmo musical.

Para los que se quedaron en la UNAM: ¡Muchas felicidades! (entre ellos mi cuñada), sin embargo no podemos cerrar los ojos ante aquellos que no alcanzaron un lugar.

¿Dónde están las autoridades educativas de este país? No veo una reunión con los jóvenes y sus padres para brindar opciones, becas y propuestas.

Nueve de cada diez se quedaron fuera. 62 mil 682 aplicaron y sólo 6 mil 500 ingresaron.

Hubo quienes optaron por un campamento de verano, mismo que se convirtió en pesadilla, peor que película gore gringa.

Lo que ocurrió en el Estado de México, donde varias menores de edad fueron violadas, no tiene madre.  La noticia bastó y sobró para amargar mi verano.

Esperemos que las autoridades dejen de hacerse bien ‘wendys’ y den con los responsables… Aunque siempre que pienso en la justicia del Estado no sé por qué me viene a la mente la niña Paulette.

Y para rematar llega la noticia de que HSBC permitió el lavado de dinero de miles de millones de dólares en México…  Y no es cosa nueva, no señor, resulta que desde hace 10 años la institución bancaria sabía que tenía problemas para detectar movimientos sucios.

¡Un verano así, sólo en México!

Si no están perreando, los espero en Twitter: @RodolfoZapata