TXT: Toño Quintanar

Este pasado fin de semana se llevó a cabo la edición número 29 del Festival Círculo de Oro; evento que reúne a las mentes creativas más destacadas dentro del medio de la publicidad actual para conjurar un espacio abierto al diálogo y a la reflexión.

Durante dicho evento, Marvin tuvo la oportunidad de charlar con tres gigantes del medio (Ana Olabuenaga, Gustavo Dueñas y Jorge Aguilera) quienes nos compartieron de forma concisa sus respectivas opiniones acerca del cada vez más complejo mundo del marketing.

Ana Olabuenaga. (Heart Data).

“La publicidad está evolucionando de forma acelerada. Ha habido cambios sumamente importantes en los métodos de los que se valen las empresas para encontrar a sus posibles clientes. Hay una transformación sumamente dramática en todos los elementos que conforman a la industria. Frente a este panorama tan caótico, siempre es necesario recordar que nuestro trabajo está en función de la idea original del producto.  La idea comercial está antes que todo. Es a partir de ella que surge la visión artística, el craft, la información. Como persona, tengo ideas claras pero, como publicista, la única idea que tengo firme es la del proyecto. Mientras los productos, ideas o causas para las que trabajes sean dignos, tú, como publicista, debes de interiorizar la esencia del producto como si fuera tu propia ideología. Las nuevas generaciones tienen la obligación de estremecer al árbol de la publicidad. Revolucionar el medio, hacernos ver un árbol distinto”.

Gustavo Dueñas. (Revolver Production Boutique).

“La publicidad tiene el reto de ser relevante: que los consumidores nos volteen a ver. La publicidad no tiene un fin artístico. Su existencia responde a aspectos completamente comerciales. Sin embargo, hay piezas y campañas las cuales, por su nivel de craft y hechura, pueden subir a un nivel superior que puede ser considerado como arte. A pesar de esto, es necesario tener en cuenta que la finalidad es la de vender. Si trabajas en este medio debes de entender que eres un vendedor. No estás hablando de ti, sino de una marca. Tú estás dando mucho de ti: tus habilidades, tus conocimientos; sin embargo, esto tiene que gestarse a partir de la marca. La publicidad es un fenómeno muy complejo que requiere horas de trabajo y un amor especial. La publicidad no es simplemente un trabajo, requiere de pasión. Es necesario retomar este aspecto ya que, durante los últimos años, la publicidad se ha visto seriamente afectada por la falta de entrega”.

Jorge Aguilera. (Madrefoca).

“El medio se encuentra pulverizado debido a las necesidades de comunicación de los clientes. Hay muchas ventanas. Los clientes tienen la necesidad de comunicar de forma constante. El presupuesto se ve dividido en distintos trozos. Todos los que estamos involucrados debemos de entender que tenemos la obligación de estar siempre actualizados en nuestro medio. Es necesario jugar múltiples papeles, entender de forma profunda las necesidades de las marcas. Es necesario asumirnos como estrategas quienes conocen de forma clara las plataformas. Los papeles han cambiado, exigen nuevas habilidades. Nunca debe de perderse la entrega artística: poder inyectarle a cada una de las piezas nuestra especificidad. Siempre nos han dicho que “esto no es arte, sino vender”. Ambas cosas no están peleadas. Uno puede vender con arte, con emociones. Cada creador tiene su especialidad. Cada decisión tiene un nivel tanto práctico como artístico. La publicidad no es para todos, es un trabajo que requiere de mucho esfuerzo; tienes que estar consciente de por qué te gusta”.

Imagen deportada: Singularity Hub.