¿Ser pelón y muy fuerte es requisito para ser parte de Rápido y Furioso o qué?

Luego de diez películas, parece ser que Vin Diesel todavía quiere sacarle jugo a las películas de Rápido y Furioso. Este año veremos Hobbs & Shaw el primer spin-off de la serie, misma que será protagonizada por The Rock y Jason Statham, quienes regresan con sus respectivos personajes antagonistas para unir fuerzas una vez más.

Es Inglaterra nuevamente el escenario en el que el policía angelino y el supervillano inglés -venido a bueno- habrán de enfrentarse a una nueva amenaza. Idris Elba, a quien hemos visto recientemente como el Pistolero en la desastrosa adaptación de la historia de Stephen King, se enfundará en el papel del malo en esta historia en la que no sobran los golpes y las explosiones.

Tal vez te interese: The Warriors: el libro contra la película

Como novedad, podemos ver que, con las características de súper fuerza y habilidades motrices, los guionistas se alejaron un poco más de la realidad para acercar la trama al límite de la ciencia ficción. Sin embargo, se le sumó cierta carga de buen humor en el adelanto que podemos ver a continuación.

Llegó el tráiler

El tráiler que salió hoy para antojar a la película que se va a estrenar el 2 de agosto en cines a nivel mundial, también ofrece un brevísimo homenaje a una de las maniobras más espectaculares que ofrecía la primera historia protagonizada por Vin Diesel y el fallecido Paul Walker en 2001.

Este es sólo otro paso en la continuación de una saga nacida de una simple historia de robo de autos en Los Ángeles que incluía espectaculares autos arreglados y carreras con las mismas máquinas. En preparación está una nueva entrega de la línea original, así como algunas precuelas, otros spin-off y hasta una versión con un elenco compuesto por mujeres.

No cabe duda del éxito que tienen estas películas y nunca se ha presumido de ellas su lógica o la coherencia en sus tramas, ya no hablemos de las actuaciones. A veces bastan algunos autos, una buena pelea y explosiones bastan para divertirse un poco.