Así como el video mató a la estrella de la radio y luego el MP3 mató al disco, el streaming de música se dispone a asesinar al download…

Recientemente Google anunció que entraba al mercado de la música digital con su propio servicio de transmisión de datos que combinará además con los teléfonos inteligentes que usen el sistema operativo de la casa: Android.

El buscador intenta robar parte del mercado a Spotify, que recientemente entró a México. Otros de los afectados, empresarialmente hablando, serán Sony, Pandora, Terra y por supuesto Apple, sólo por mencionar algunas.

Pero mientras ellos (las grandes corporaciones) se agarran del chongo, nosotros (desenfrenados consumidores de música) salimos ganando… ¿Por qué?

El almacenamiento corre a cargo del servicio que elijamos. No tendremos que saturar el disco duro, y los servicios de paga permiten ‘descargar’ a tu celular las canciones sin necesidad de estar conectado a internet.

Si el catálogo es limitado en uno, seguro otro lo tiene. Así como los Beatles son exclusivos de iTunes, otras bandas están firmando contratos con estos servicios de streaming.

Hay aplicaciones, versiones web y programas para acceder a estor servicios. ¡Qué la música no pare!

Aún así, si su mayor pasatiempo es coleccionar discografías enteras, siempre estará la opción de comprarlas en la tienda virtual de Apple o darse una vuelta por Pirate Bay para buscarla.

Ya no hay pretextos para no estar al corriente con nuevos lanzamientos, bandas revelación y ritmos distintos.

Les dejo aquí algunas opciones para que naveguen, prueben, escuchen y comparen catálogos, algunas ya las conocen:

-Spotify

-Rdio

-Google Play Music All Access

-Grooveshark

-Pandora

-Stereomood

-Sonora (de Terra)

-Music Unlimited (de Sony)

-iTunes (de Apple)

-NPR Music (de la radio pública de Estados Unidos)

-Soundcloud

-Last.fm

Si no están hipnotizados por el nuevo CD de Daft Punk o embelesados con el cartel del Corona Capital, los espero en Twitter:

@RodolfoZapata

No more articles