Jodorowsky siempre es tendencia, el próximo estreno de una nueva versión del film Dune, es motivo de revisión del primer proyecto de llevar la famosa novela al cine que, efectivamente, fue obra de Alejandro Jodorowsky. El Dune de Alejandro incluía a Dali de actor y Pink Floyd de banda sonora, entre otras cosas.

México y Jodorowsky van de la mano, en este país el chileno creó muchas de sus principales obras y al tiempo es uno de sus más venerados artistas contra culturales.

Eran finales de los 60 cuando la producción del psicomago indigno a las autoridades mexicanas. Cuando filmaba La montaña Sagrada Jodorowsky, presionado por las autoridades, tuvo que abandonar el país, años después pude volver a México. Antes, para huir de la censura, Alejandro utilizó los seudónimos de Martín Arena y Alberto Goya , con la intención de a través de un “acto psicomágico” alcanzar “los benéficos resultados psico-mágicos que para el artista se obtienen con el cambio de nombre”.

En esa época, año 1967, se adentró en el cómic para ganar dinero como autor. Su amigo, el novelista Luis Spota, era editor de la sección de cultura de El Heraldo de México y lo invitó a participar con unas tiras cómicas semanales, dibujadas por él, que serían publicadas durante 3 meses, sin embargo, al convertirse en un éxito, continuó con su presencia en el diario por 6 años más.

Ahora se subasta por primera vez en México una obra de Jodorowsky. Será este jueves 15 de abril del 2021 a las 5:00 en  https://www.mortonsubastas.com/


La obra subastada se titula ¡Qué raro, un monstruo colgado de los pies! Es un collage intervenido, realizado para la portada del cómic “Fábulas Pánicas” No. 48 publicado en el suplemento cultural de El Heraldo de México en mayo de 1968.

La versión final fue también publicada en una recopilación de la serie “The Panic Fables. Mystic Teaching and Initiatiory Tales”, del que se incluye un ejemplar en el lote a subastarse.