TXT: Toño Quintanar

Imag: New Line Cinema

Nota: el contenido de este post es responsabilidad de su autor.

Finalmente, la nueva versión de It se ha estrenado en nuestro país y, como generalmente sucede con aquellas cintas que generan una expectativa desmedida entre el público, el resultado final se ha quedado corto frente a lo que prometía.

Claro, existen cosas rescatables de la cinta. Entre ellas, el manejo sumamente interesante que propone de los efectos visuales; aspecto que da pie a algunas escenas memorables.

Sin embargo, tenemos que decir que los elementos negativos abundan y, definitivamente, superan a los positivos. A continuación, te ofrecemos una lista con las fallas más evidentes.

La falta de profundidad en varios de los personajes.

Muchos de los personajes de esta nueva aventura parecen estar de sobra. Mientras que en el libro original y en la cinta de 1990 podemos observar un despliegue psicológico sumamente profundo de cada uno de los integrantes del Club de los Perdedores; esta versión nos presenta a varios protagonistas decididamente planos los cuales son construidos de forma superflua. Una buena muestra de ello es Ben. Al mismo tiempo, la forma en que la amistad de los niños florece se siente sumamente forzada. El lazo que los une (elemento de suma importancia en la historia) no se antoja nada verosímil, sino bastante endeble. Al mismo tiempo, momentos que tienen una gran carga emocional en el texto original –como la guerra de piedras- se sienten sumamente desangelados en esta nueva versión. Por otra parte, el papel que se le da al matón Henry Bowers es bastante mediocre en comparación con la historia original. A esto se suma la sensación de que todo ocurre en un plano caricaturesco donde nada resulta verdaderamente relevante.

El humor.

No lo podemos negar, hay ciertos momentos en los que la cinta alcanza una tensión emocional bastante efectiva; sin embargo, toda la fuerza dramática acumulada se viene abajo cuando algún personaje hace o dice alguna graciozada que rompe de forma absoluta con la sugestión del texto.

Pennywise.

Tanto en el libro original, como en la cinta protagonizada por Tim Curry, se entreteje una suerte de ánimo trágico en el que Eso se nos pinta como una amenaza casi invencible y sumamente agresiva. En esta nueva entrega, el villano parece un artilugio de casita del terror cuya única finalidad es sacarles un susto a los protagonistas. No se siente esa ansiedad propia de la producción pasada, misma que es resultado directo del hecho de que esta entidad (la cual tiene un poder casi inagotable) debe de ser enfrentada por uno niños indefensos. Este Pennywise es bastante mediocre y no nos obliga a mirarlo como una imparable máquina de matar. De hecho, el referente de sus asesinatos en serie parece algo incompatible con la fofa personalidad que muestra cada vez que aparece en escena. Además, la Derry de la cinta de los noventa se antoja como un pueblo sumido en las tinieblas y el horror mientras que la ciudad de esta nueva versión se presiente como un lugar completamente equis.

La ondita Stranger Things.

Lo sabemos, la popular serie de Netflix se inspiró en muchas de las novelas de Stephen King y no al revés; sin embargo, no podemos evitar sentir que esta nueva versión de It tomó como misión personal colgarse del éxito de Stranger Things a través de un estilo que nos remite de forma casi descarada a las aventuras de Eleven y compañía. Tal parece que ubicar a la cinta en la década de los ochenta fue una estratagema ideada con la única finalidad de explotar de forma descarada esa nostalgia que ya se ha transformado en un lugar común dentro de las producciones de carácter fantástico.

No aprovecharon la historia.

No cabe duda de que la historia original es un universo repleto de pasajes plenamente cautivadores. Obviamente, es imposible incluir todos los elementos de la primera parte del libro en una cinta de dos horas; sin embargo, no sólo dejaron de fuera múltiples aspectos bastante geniales, sino que también cambiaron de forma innecesaria varios de estos (¿Pennywise secuestra a Beverly? ¡Por Dios! El original se hubiera contentado con comérsela). Con la capacidad de los efectos visuales de hoy en día, hubiera sido genial ver escenas originales del libro como aquella en la que Mike es atacado por un Eso transformado en pájaro gigante, o esa otra en la que se explica la llegada del payaso a la Tierra.         

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here