The Hard Mama: “Nos crecemos en la oscuridad y la penumbra”

TXT :: Mixar López  |  IMG ::  Correopola

The Hard Mama es una banda que hay que escuchar en directo: “¡No se conformen con el diferido, vengan al directo!”.

Un grupo de rock alternativo zaragozano y goyesco que evolucionó de Nobody Knows (la antigua alineación), para convertirse en LA LECHE: la mejor banda de rock alternativo que ha dado la madre patria, lista para cortarle la cabeza a todos los paretos.

Aquí una entrevista con esa bruma.

¿Cómo fue formar una banda en la Zaragoza de Goya?

Nos sorprende y encanta esa asociación. Es curioso cómo orbita en torno a nosotros un espíritu goyesco: nuestro bajista lleva Lucientes como apellido, al igual que Goya. Para más inri, actuamos hace dos años en las Fiestas Goyescas de Fuendetodos. Rendir homenaje a Goya es justo y necesario. Dejando de la curiosa conexión entre The Hard Mama y las sombras, tener un grupo en Zaragoza es un placer. Formarlo cuesta, pero la ciudad brinda muchas oportunidades, léase concursos, muchas salas de conciertos, mucho ambiente musical joven… Aunque a día de hoy, con la obligación de facturar y darse de alta en la Seguridad Social en cada concierto, no creemos que los grupos nóveles se lleven esa sensación. Hemos sido afortunados de que no nos pusieran zancadillas a la hora de empezar.

¿Cuál fue la mayor enseñanza que les legó Nobody Knows?

El primer grupo de uno siempre deja un poso. De la formación actual, en Nobody Knows estábamos Guillermo (guitarra) y Emilio (voz y órgano). También teníamos a Paco (antiguo batería), Martín (antiguo guitarra/bajo)… Como todo primer grupo, sonábamos de pena. No teníamos una línea musical definida, estábamos buscando un sonido… pero lo pasábamos genial y la música nos servía de vía de escape. Fue el germen de lo que tenemos ahora, y bendito germen.

¿Qué representaron para ustedes las fiestas demoscópicas de Mondo Sonoro Aragón?

Fue la primera final de concurso a la que llegamos, y aprendimos mucho. Conocimos a los Victorious Fleet Commanders (siempre un lujo tocar con ellos), actuamos por primera vez fuera de Zaragoza… Fue, que digamos, el primer acontecimiento relevante en nuestra aún breve carrera musical.

IMG :: Ricardo Muñoz Izquierdo

¿Cómo definirían el sonido y el concepto de su primer EP Fuck You, Pareto! (2017)?

Nuestro primer EP, aunque sale en 2017, lo teníamos grabado desde finales del 2015, principios del 2016. Una serie de circunstancias hicieron que su parto fuera bastante más largo, aunque no por ello doloroso. Grabamos por primera vez nuestra música de forma no rudimentaria, fue un proceso en el que aprendimos muchísimo, y nos sirvió para juguetear con sonidos. Cabe destacar que es un EP particular: Consta de seis temas, es una especie de limbo entre un EP y un LP. Hicimos, básicamente, lo que nos dio la gana. Hay referencias desde el rock alternativo “Franz Ferdinand”, se atisba la línea que hemos seguido después con más referencias a The Doors en algún otro tema… Es un EP rico en vitaminas, pero también en proteínas.

¿Qué me dicen del Ámbar Z Music?

Fue una gozada. Para el que no lo conozca, el Ámbar Z Music es el concurso musical de bandas de mayor talla de Aragón. En 2017 conseguimos llegar a la final, y compartimos escenario con White Coven y Lady Banana, dos señores grupazos de la escena zaragozana. Lo único que cambiaríamos de dicho concurso, dejando el hecho de que no lo ganamos (risas), es el concepto de actuar al aire libre a plena luz del día. Nos consideramos un grupo de antro, nos crecemos en la oscuridad y la penumbra.

¿Cómo es que su sonido muta en su primer LP La Ideal (2018) del indie rock al blues y el soul, cuáles fueron sus referencias musicales al momento de grabar el disco en 2017?

Evidentemente, de grabar un disco en 2015 a otro a mediados de 2017, hay un mundo, sobre todo a nuestras edades, donde todavía vas buscando un sonido. A día de hoy le hemos cogido el pulso a un sonido más personal: nuestro primer LP, La Ideal, recoge muy bien esa evolución, pensamos. Los pilares sobre los que se asienta el disco son: grabar en directo, referencias de blues y soul, y potencia. A base de actuar y actuar hemos pulido las canciones para poder mostrarlas tal y como son, hemos sacado referencias y experimentado con sonidos nuevos. No ha sido tampoco una mutación buscada, sino que ha ido fluyendo, cada uno hemos puesto nuestro granito de arena hasta llegar a un cóctel de blues, soul, rock, algo de stoner, algo de rock alternativo…

Háblenme de “Street Club”, y de los autores que estaban leyendo y que los ayudaron a componerla.

“Street Club” es una canción que habla de un matado, de alguien al que la vida le ha pasado por encima. Es un borrachuzo que, en momentos de lucidez va notando que su percepción del mundo que le rodea es la historia que se ha montado en su cabeza para sobrellevar la vida que tiene. Digamos que “Street Club”, líricamente, es como el libro La Fundación (1989) de Antonio Buero Vallejo (salvando una profunda distancia), pero ambientado en la acera de una calle. Dejando el aspecto lírico, “Street Club” es un bluesazo. Es garra pura y dura, al estilo de los Doors, de Gallon Drunk, de The Black Keys… Incluso, hay un momento en el puente de la canción en el que, si te concentras, te puedes imaginar montando a caballo por el Gran Cañón sólo con cerrar los ojos.

¿Es “Your God Is Dead” la mayor carta de presentación de The Hard Mama?

Lo de “Your God is Dead” es curioso. Fue la primera canción que compusimos como banda, allá por 2013, y desde el inicio ha tenido una enorme acogida. Es de las más coreadas en los conciertos, es una canción cañera y con gancho. Aunque para nosotros la mejor presentación no sería esa canción, sino el disco al completo. Hemos entendido el disco como un conjunto, la mejor carta de presentación sería el espíritu que recorre nuestro disco.

¿Qué canción de la banda escogerían para mandar al espacio?

Probablemente eligiésemos entre “Young Man” o “Little Prayer”, ambas de nuestro nuevo disco. Transmiten, con una sencillez notable, todo lo que como compositores nos hemos podido proponer. Aunque eso sí, si las enviamos al espacio, esperemos que haya alguien para escucharlas, que Pedro Duque ahora está a otros asuntos.

¿Qué es lo que van a escuchar de The Hard Mama los asistentes al festival Esto Es Lo Que Hay -el proyecto nómada que se desplaza cada año a una población distinta del Alto Aragón-?

Los que vengan, además de disfrutar de la gozada que es un festival que apuesta por recorrerse mil pueblos con propuestas artísticas redondas, podrán ver por qué decidimos grabar el disco en directo. Nuestra música es una música de directos, que evoluciona y que te toca de cerca cuando la tienes delante. ¡No se conformen con el diferido, vengan al directo!

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Related Posts