Venom: Carnage Liberado es una película perfecta para mantener viva una de las historias más asombrosas que nos dio el cómic de finales del siglo XX, adaptando la historia a un tiempo y espacio en el que los lectores están en peligro de extinción y hay abundancia de consumidores de formato audiovisual.

Eso sí, el mito sufre esa adaptabilidad que da la libertad creativa para moldear interformatos, así como los mitos iban mutando de boca a boca siglos atrás, el salto del cómic a la pantalla grande se toma sus libertades creativas, algo que probablemente hará enojar a los puristas, pero ayudará a atraer nuevos adeptos al origen de la leyenda de Cletus Kasady, uno de los villanos más sangrientos y retorcidos que han recorrido las filas del imaginario de la casa de las ideas.

Venom: Carnage Liberado

Es imposible no pensar en la encarnación de Mickey Knox que hace Woody Harrelson en Natural Born Killers al darle vida a Carnage, pero sin duda es un gran acierto de este proyecto cinematográfico que se quedó cortó en lo sanguinario del villano incomprendido de la película.

Por su parte Tom Hardy regresa en Venom: Carnage Liberado a ese dialogo con su simbionte que saca carcajadas gracias a la chispa de ese personaje extraterrestres (y ahora en la película quizá extradimensional) que comparte con Eddie Brock.

Andy Serkis se lleva una estrellita en la dirección de Venom: Carnage Liberado, dando vida a una especie de blockbuster que bien puede ser la primera gran película en salas de cine luego de la pandemia, la historia y producción corren a cargo de Hardy, que le pone las cosas difíciles a Ryan Reynolds por ver quien adapta y revalora mejor a los personajes de las viñetas de Marvel.

Corre a verla antes de que te la arruinen con spoilers, pero ve con la mente en blanco y dispuesto a disfrutar cine sin más pretensión que el entretenimiento y más si tú, como yo creciste leyendo cómics a finales de los 80 y principios de los 90.

 

 

Te puede interesar: 

HBO MAX COMPARTE UN PRIMER VISTAZO DE ‘HOUSE OF THE DRAGON’, SERIE SPIN-OFF DE ‘GAME OF THRONES’