Mick Rock ha fallecido y el mundo del rock se encuentra de luto. En algún momento de la historia hablamos con el fotógrafo británico vía telefónica para que nos contara acerca de su trabajo con Queen. Hoy día recuperamos dicha entrevista. Que sirva como un homenaje a la obra del artista de la lente. 

TXT:: Arturo J. Flores

¿Cuál es el recuerdo más salvaje que guardas de Queen?

Su ambición no tenía límites. Ellos estaban seguros que algo grande le estaba reservado y no se detendrían para conseguirlo.

¿Cómo fue trabajar con ellos, ir detrás con una cámara?

Nunca estuve detrás de ellos propiamente, como un paparazi. Digamos que colaboramos juntos. Logré unas grandes imágenes, pero siempre fue en estudio. Freddie fue muy generoso conmigo en ese sentido. Queen era una banda muy ambiciosa, pero también muy amable.

Si echamos un vistazo a tus fotos, nos queda claro que Freddie era un tipo sumamente histriónico, ¿había forma de hacerle una mala fotografía?

Muy pocas, era muy dramático, transmitía muchísimas cosas cuando se paraba delante de la cámara. Aunque siempre hay que desechar, borrar algunas tomas. 

¿Te gusta más retratar a los músicos sobre o debajo el escenario?

Prefiero mil veces el estudio, porque todo está medianamente bajo control; las luces, el set. No he hecho mucho en concierto, pero también tiene su encanto. Hay mucha energía, aunque no me gusta tanto que hay tantas personas presentes. Prefiero que seamos uno y uno en conjunto.

¿De qué forma intentas extraer la esencia de un músico?

Estoy convencido que dentro de cada uno hay una esencia, un detalle que nos hace especiales. Pero ésta misma varía de acuerdo con las circunstancias de cada fotografía. Lo que intento es generar la mayor empatía con ellos.

¿Las bandas nuevas dejan ver menos su lado salvaje?

Algo, porque Internet ha hecho que todo se difunda con mucha más velocidad. Además de que las imágenes se pueden trucar digitalmente. Antes, una imagen podía tardarse años en dar la vuelta al mundo, pero hoy eso puede suceder con un solo clic. Tal vez eso atemorice a los grupos, que además tienen que seguir las órdenes de un manager.

¿De qué manera ha afectado el trabajo que realizas el hecho de que todos tengamos un celular y podamos sacar una fotografía?

Por el contrario, me gusta mucho que la gente saque fotografías y las pueda compartir. Es divertido. No afecta en lo más mínimo el trabajo de los fotógrafos profesionales. ¿Qué de malo hay en que quieras compartir con las personas una imagen de tu desayuno?

Fuiste fotógrafo de algunas portadas de discos, pero las plataformas de streaming han hecho que las imágenes cada vez se vean más pequeñas en una pantalla, ¿cuál es tu posición al respecto?

No me importa demasiado, aunque estoy de acuerdo en que las imágenes no son tan importantes cuando se trata de la cubierta de un disco. Al final, los auténticos conocedores siempre querrán ver las portadas de los discos en gran tamaño.

A la hora de hacer fotografías; ¿eres minimalista o trabajas con mucho equipo?

Depende, cuando hago una sesión de estudio sí intento tener a la mano mi computadora para revisar en tiempo real cómo va quedando el material, pero cuando salgo, sólo llevo una cámara. Incluso en el estudio no tengo más que un asistente. La grandeza de la foto no radica en la cantidad de juguetes que tienes, sino en lo que tus ojos son capaces de hacer. La práctica hace al maestro. Antes los fotógrafos no retocaban mucho, porque era muy caro, pero los programas lo han vuelto mucho más sencillo y está bien.

¿Cuál ha sido la personalidad más complicada a la que has tenido que retratar?

No ha habido una en especial, más bien las condiciones de una sesión pueden ser complicadas. Pero me complace mucho haber trabajado con todos los que he trabajado. Desde las viejas estrellas de rock hasta Shakira. No podría decir que alguna vez tuviera un problema digno de contarse.

¿Qué hay de tus gustos musicales?

Soy muy ecléctico, me gusta escuchar un poco de todo. Ahora mismo estoy pasando por un periodo de reggae. Tengo muy buenas canciones guardadas en mi reproductor.