¿Cuál es el secreto de Dragon Ball? ¿A qué se debe el hecho de que este anime creado en el lejano 1984 siga plenamente vigente dentro del gusto del público?

Para responder a esta cuestión, hace falta analizar los aciertos y errores de Dragon Ball Súper: Broly, la más reciente entrega de esta franquicia.

Lo que nos gustó.

-Las secuencias de acción son algo verdaderamente delirante, llenas de un dinamismo hilativo que rompe de tajo con los modelos clásicos para presentarnos una serie de batallas que nos hacen experimentar de primera mano la intensidad de cada golpe.

-Los primeros minutos de la cinta son un auténtico deleite, ya que no sólo nos instalan de forma inmersiva en la “tecnocracia tiránica” sobre la que se desarrollaba la vida del Planeta Vegeta, sino que también nos muestran de forma fugaz pero igualmente entrañable a una serie de personajes (Zarbon, Dodoria, el Rey Cold, las tropas Ginyu) de los que siempre querremos saber más. Al mismo tiempo, la actitud despótica de un joven Freezer sobre el Rey Vegeta destaca por su potencia dramática.

-Momentos tremendamente épicos como la fusión entre Vegeta y Goku (Gogeta) son un auténtico deleite para los fanáticos más leales. Al mismo tiempo, la aparición de Picoro en su papel de estratega frío y calculador le da a la cinta mucha riqueza narrativa.

-El desarrollo de Broly como luchador es algo sumamente interesante. Conforme se enfrenta a Vegeta y Goku, podemos ver cómo su poder de pelea comienza a expandirse de forma rítmica. Mismo asunto que le confiera mucha veracidad a su transformación.

Lo que no nos gustó.

-Éste es un problema que hemos tenido en general con Dragon Ball Super: el dibujo de los personajes es sumamente rudimentario. En una era en la que el diseño de arte permite concebir auténticas obras maestras dentro del género del anime, valdría la pena explorar posibilidades un tanto más “estilizadas”.

-Esta cinta se destaca por darle a Broly una personalidad noble y sensible. Sin embargo, no estamos seguros de que nos encante dicho asunto. La verdad es que extrañamos a ese villano noventero que era un auténtico psicópata.

-Bardock es uno de los personajes más cool de toda la saga. Su cinta en solitario es una de las mejores en el universo de Dragon Ball. Este sujeto se caracterizaba por su personalidad sumamente fría e insurrecta. En esta cinta se nos presenta como un guerrero mucho más “suave” que nos hace extrañar al original.

En conclusión, podemos aseverar que la vigencia de Dragon Ball se debe al hambre del público por historia épicas. Como espectadores, siempre requeriremos de ciertas epopeyas que nos instalen en momentos llenos de coraje, pasión y lucha; mismos componentes que, a lo largo de esta cinta, son desplegados cuidadosamente para inflamar nuestras emociones más inmediatas.

Independientemente de sus errores, esta cinta es un auténtico deleite para los fanáticos de corazón.

No more articles