Hace 7 años, el Museo Metropolitano de Arte (MET) anunciaba un plan para rediseñar su ala dedicada al arte moderno y contemporáneo, pero el proyecto no avanzó por problemas económicos, pero inesperadamente recibieron el donativo más grande en la historia de un museo: 125 millones de dólares, y gracias a ello habrán de reactivarlo.

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

El Museo dio a conocer que un ex administrador de la institución y su esposa realizaron tan enorme aportación; Oscar Tang y su esposa, Agnes Hsu-Tang, quien es arqueóloga e historiadora del arte, fueron los que batieron el récord de filantropía para el mundo del arte. El acuerdo conlleva que durante al menos 50 años dicha ala llevará el nombre de ambos.

Al contar con tal inversión de liquidez, el MET retomará un proyecto que habrá de rondar los 500 millones de dólares y una nueva propuesta arquitectónica, que redujera los 800 millones de la anterior versión. Lo que se mantendrá serán los 7500 metros cuadrados de salas y espacios comunes.

Para los directivos del recinto -que es propiedad de la ciudad de Nueva York- será importante que, tras la Pandemia, el flujo de visitantes se normalice, pues tan sólo en el 2020 se registró un déficit de 150 millones de dólares, al tener el museo cerrado; se trata de uno de los grandes atractivos de la ciudad y que depende del flujo de visitantes para generar ingresos.

En entrevista con el New York Times, Oscar Tang, quien fue el primer ciudadano de origen asiático en pertenecer a la junta directiva del MET, contó que conocía perfectamente los problemas del ala Lila Acheson Wallace, dado lo laberíntica de su conformación. Señaló que busca ayudar para que el museo sea más global en el contexto de lo moderno y lo contemporáneo… más allá del canon occidental; queríamos ayudar al museo a moverse en esa dirección”.

También te podría interesar: Jenny Hval: música e historias para saltar de acantilados y volar