En las últimas semanas las fotos y noticias de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana conmovieron al mundo. Ahora se sabe el porqué de estas muertes. 

Unas toxinas, producidas por cianobacterias presentes en el agua, son las responsables de la muerte de más de 300 elefantes, según las autoridades de Botsuana.

“Lo que sabemos en este momento es que se trata de una toxina causada por cianobacterias”, expresó ayer Cyril Taolo, vicedirector del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales del país africano, según cita Reuters.

Dsde mayo se han encontrado los cadáveres de 330 placentarios.

Según Taolo, últimamente no se han hallado más elefantes muertos por esta aparente causa, pero las autoridades siguen observando más ahora con la llegada de las lluvias.

Queda destacar que según el veterinario principal del departamento, Mmadi Reuben,  aún por saber por qué el microorganismo no ha matado a ninguna otra especie en la región.