TXT: Toño Quintanar

Batman es, sin lugar a dudas, el paladín más identificable dentro del mundo de DC y, muy probablemente, también del entero crisol de superhéroes que surgieron a partir del fenómeno de la tira cómica. Nada mal para un ser humano sin más cualidades que una deslumbrante inteligencia, increíble disciplina física y, mucho, mucho dinero.

Con el reciente lanzamiento de The Lego Batman Movie, se torna más que necesario voltear la cabeza hacia la historia animada de este justiciero y destacar sus momentos más emblemáticos; mismos en los suele converger una fuerza artística verdaderamente deslumbrante.[m]

1993. Fue en este año que los estudios Warner emprendieron un ambicioso primer proyecto basado en el exitoso show Batman: The Animates Series. Batman: Mask of the Phantasm sigue siendo hasta nuestro días un enorme estandarte del género negro; mismo logro que se debe a su atmósfera llena de intriga y a su trepidante narrativa. Definitivamente, el momento por excelencia dentro de la filmografía animada del hombre-murciélago.

1998-2001. Este par de años vería el nacimiento de dos cintas que servirían como una entrañable despedida para la temprana era del Batman animado. La primera es Batman & Mr. Freeze: SubZero (1998), filme de tintes ostentosamente melancólicos en el que se aborda la figura del Señor Frío, villano quien en la serie animada ya había sido plasmado mediante una perspectiva complejamente obscura. Tiempo después, llegaría Batman Beyond: Return of the Joker, trabajo que serviría como punto cumbre de la serie de 1999 en la que un nuevo hombre-murciélgo combate al crimen en una Ciudad Gótica del futuro.

2008. Con la nueva saga emprendida por Chistopher Nolan repuntando en las salas de cine de todo el mundo, un conjunto de animadores japoneses se reuniría para ofrecerle al mundo una colección de seis cortos los cuales mostraban distintas interpretaciones acerca del Murciélago de Ciudad Gótica. El título de esta obra era Batman: Gotham Knight y el increíble estilo de animación procurado en cada segmento, así como el anti-convencional retrato que ofrecía, la convirtieron en un auténtico objeto de culto.

2010. A partir de mediados del nuevo siglo, DC Entertainment, desempolva a su héroe más popular (lo siento Superman) para presentarnos una serie de adaptaciones cuya principal misión es la de calcar de manera fiel algunos de los momentos más impresionantes del hombre-murciélgao dentro del formato de la novela gráfica. Es así como nos encontraríamos con piezas como Batman: Under the Redhood (2010), Batman Year One (2011), Batman: Dark Night Returns (2012), Son of Batman (2014), Batman vs. Robin (2015) y The Killing Joke (2016).

La era Lego. La memorable aparición de un carismático Batman fabricado con plástico en la cinta de 2014, The Lego Movie, serviría como semilla para el surgimiento de un nuevo experimento audiovisual el cual arribó recientemente a  las salas de cine de todo el mundo. Siguiendo medianamente el humor inaugurado por Robot Chicken en sus sketches (en un versión muchísimo más light, obviamente) The Lego Batman Movie se destaca como una obra la cual, gracias a su carisma innato y a su deslumbrante trabajo de animación, continúa de forma más que honorable con el legado de una escuela que, esperemos, seguirá dándonos sorpresas con el paso del tiempo.

No more articles