La autocensura parece extenderse como la pólvora por la cultura en general y la música electrónica de baile en particular. La llamada Generación Woke y su presión en la calle y redes sociales, principalmente en EEUU, está provocando una revisión del lenguaje que llega a  lograr que algunos artistas se culpabilicen por los nombres con los que hace un tiempo se bautizaron artísticamente. El pecado es haber utilizado palabras como negro, black o nombres de origen latino.

En una semana tres cambios de nombres artísticos provocados  por  problemas de conciencia. Todo con Black Lives Matter de fondo. Comenzó la estadunidense Marea Stamper que cambió de The Black Madonna a The Blessed Madonna tras ser acusada por artistas negros. Luego tocó el turno a un clásico del garage británico Joey Negro.  Negro era el alias de Dave Lee que en su próximo trabajo firmara con su nombre de nacimiento. El último ha sido el quebequense Patrick Holland.  En enero , dice, dejó el sobrenombre por el que se dio a conocer, Project Pablo, por supuestos problemas  con miembros de la comunidad latina.

Los tres artistas han acompañado su decisión de largos comunicados explicativos y purgadores de culpas.

 

 

 

 

En enero retiré el alias Project Pablo y me cambié a mi nombre real, Patrick Holland. Si bien mencioné que lo había hecho para ser más agradable en mi práctica artística, omití el hecho de que miembros de la comunidad Latinx me habían contactado públicamente y en privado, para expresar su incomodidad hacia mi alias y enseñarme que usar el nombre “Pablo” es dañino e inapropiado para una persona blanca, no latina o hispanohablante. Excluir la naturaleza problemática inherente del nombre de mi artista de mi declaración fue una acción opresiva hacia las personas que se tomaron el tiempo y el esfuerzo para que me diera cuenta. Desde entonces también he dejado de lado este mismo hecho en entrevistas. Lo hice para protegerme y proteger mi carrera. No me puedo excusar por mis actos. He contribuido a la supremacía blanca y constantemente me beneficio de mi privilegio blanco; mi ego me ha impedido reconocer esto. Aunque nunca tuve la intención de ofender o tergiversar a las personas marginadas con mi apodo anterior, la verdad es que lo hice, y por lo tanto mi intención es irrelevante. Pido disculpas por el daño que he causado.

 

Seré más crítico sobre cómo mis acciones, producción artística y presencia impactan a las personas marginadas dentro y fuera de mi comunidad inmediata. Continuaré educándome para ser más activamente anti-opresivo en mi práctica y como ciudadano. Además de continuar donando una parte de mis ingresos a Coast Protectors en BC, donaré mensualmente al proyecto de defensa de solicitantes de asilo y al proyecto de defensa de inmigrantes en los EE. UU.

 

 

Por su parte esto fue lo que escribió Dave Lee, antes conocido como Joey Negro.

 

 

“Es comprensible que me hayan preguntado muchas veces cómo se me ocurrió el alias de Joey Negro. Si no lo sabes, aquí está la historia. En 1990 había producido mi primer lanzamiento en solitario y no estaba seguro de si era bueno o qué hacer con él. Dirigía un sello llamado Republic (propiedad de Rough Trade) en ese momento y tenía material licenciado del sello Nu Groove de Nueva York en varias ocasiones. Eran un sello súper genial, así que envié mi canción a Frank y Karen allí y me dijeron que les gustaba y que tenían un hueco en el calendario, por lo que estaba listos para lanzarla. Normalmente no tengo problema a la hora de pensar en nombres, pero simplemente no se me ocurrió nada y el sello dijo que realmente necesitaban todos los créditos para el final de la semana. Tenía un montón de discos al lado de mi escritorio en el trabajo, entre ellos estaba Pal Joey “Reach Up To Mars” y J Walter Negro “Shoot The Pump”. Escribí algunos de los nombres del vinilo y los puse uno al lado del otro.

 

La única vez que escuché un disco de J Walter Negro en la radio como un nuevo lanzamiento, el DJ lo anunció como “Negro”, la pronunciación en español, y así es como escuché el nombre mientras lo usaba. ¿Por qué no usé Dave Lee? Mirando hacia atrás, debería haberlo hecho, pero para ser sincero, parecía aburrido en comparación con Junior Vasquez, David Morales o Frankie Knuckles, que estaban haciendo algunos de mis discos favoritos en ese momento. El sello de la casa española Blanco y Negro tuvo un gran éxito con “Real Wild House” y había otra canción llamada “Piano Negro”, sentí que Joey Negro le daba un toque latinoamericano para que encajara en las cajas de discos de la gente. Muchos de los discos de música disco que compré a finales de los 70 y principios de los 80 eran productores con seudónimos, no parecía extraño que no usara mi nombre de nacimiento. En aquel entonces, nunca imaginé el nombre como algo a largo plazo con el que pincharía o con el que me llamaran a la cara. Fue solo para el sello discográfico.

 

El lanzamiento de Nu Groove funcionó bien, pero no pensaba volver a utilizar el alter ego. Sin embargo, un año después había terminado un nuevo EP e iba a usar el alias Raven Maize, pero se lo pinché a un amigo y dijo que sonaba como la continuación al lanzamiento de Nu Groove (y nada como el anterior disco de Raven Maize) y debería usar el nombre Joey Negro. Tomé nota de su comentario. Unos meses más tarde mezclé una canción de ese EP en una canción llamada “Do What You Feel” y se convirtió en un gran éxito de club que llegó al final de las listas de éxitos. El nombre de repente se hizo conocido entre los clubbers y los sellos discográficos. Luego comencé a hacer muchos remixes e incluso cuando puse a Dave Lee en los créditos de nombre de la mezcla, el sello discográfico lo cambiaba a Joey Negro, y para ser justos con ellos, este era el nombre con el que el público en general estaba familiarizado.

 

En los años siguientes, he colaborado con muchos artistas negros y, por supuesto, el nombre ha aparecido muchas veces mientras trabajaba en el estudio. He explicado la historia de cómo sucedió y nadie ha dicho nada en el sentido de que lo consideraran ofensivo o que debería cambiarlo, de hecho, todo lo contrario. Como muchos DJ, hay fotos mías en las redes sociales, flyers y en entrevistas. Obviamente no soy negro y estaría mal si fingiera serlo. No creo haber vendido más discos porque la gente pensaba que era negro pero acepto totalmente que podría haber confusión.

 

Lo cierto es que no me he sentido cómodo con el nombre de Joey Negro por un tiempo, especialmente a medida que envejezco. He dejado de usarlo varias veces, pero establecer un nuevo nombre como artista no es fácil y terminé volviendo a él. Ahora entiendo, sin embargo, que no es apropiado para mí seguir usando el alias. Recientemente recibí correos electrónicos, tweets, etc., diciendo que es inaceptable y que la gente lo encuentra fuera de lugar en 2020, y estoy de acuerdo. De ahora en adelante, abandonaré Joey Negro como seudónimo, y todos esos lanzamientos futuros que aún no estaban en producción llevarán el nombre de Dave Lee.

 

Lamento haber causado algún daño. He dedicado mi vida a la música, pero particularmente a la música negra. Amo el soul, el funk, la música disco y el jazz de una manera que es imposible para mí articular en palabras y he tratado de defenderlo con las mejores intenciones.

Y por último el de Marea Stamper.

“Amigos,

He cambiado mi nombre a The Blessed Madonna.

Siempre he sido transparente sobre mi fe porque sentí la responsabilidad de ser clara acerca de quién era y quién no. El nombre era un reflejo de la larga y profunda devoción católica de mi familia al tipo específico de ícono europeo de la Virgen María, que tiene un tono oscuro.

 

A la gente que comparte esa devoción les encantó el nombre, pero mirando hacia atrá, debería haber escuchado con más atención otras perspectivas.

Pero ahora escucho fuerte y claro. Mi alias ha sido un punto de controversia, confusión, dolor y frustración que distrae de las cosas que son mil veces más importantes que cualquier palabra en ese nombre. Vivimos en tiempos extraordinarios y esta es una parte muy pequeña de una conversación mucho más grande, pero todos tenemos la responsabilidad de tratar de promover un cambio positivo de cualquier manera que podamos. Quiero que os sintáis seguros de la persona que soy y de lo que defiendo.

Gracias por escuchar.

Con amor, Marea.

 

PD: Si has leído hasta aquí arrestad a los policías que asesinaron a Breonna Taylor in mi ciudad natal de Louisville (Kentucky): Jonathan Mattingly, Brett Hankison y Myles Cosgrove.”