Las tonadas de Carca llevan al infierno, en espiral cerrada y descendiente. Se llevan bien con estoperoles y botas picudas, combinan con T Rex y los MC5 y son remanso cuando Twitter te pone de malas.

El argentino procura un rock polvoriento, de carretera. Tiene en su pedal de distorsión un fiel aliado y, alado, con las plumas de Satán pegadas a la espalda, planea volarnos el cráneo.

#FestivalMarvin 9.5 te invita a viajar por el mundo a un clic de distancia de tus amigos. Porque a la música nadie la detiene.

Escucha a CarcaInstagram