Alex Zazá & Lalo Zazá conforman la dupla que mantiene viva la cocina de Zazá, un sitio donde los menesteres que tienen qué ver con la pizza y la cerveza se toman muy en serio. El negocio empezó como una cervecería, con Alex comandando el asunto; después llegaría Lalo para apropiarse del horno y así ponerle calor a la frialdad de la malta. Hoy día, más de veinte años respaldan a Zazá, un lugar para que, como la propia pareja asevera, la gente llegue y, nada más, “se la pase chingón”.

TXT:: Alejandro González Castillo

“Un día aparecí en el local y me empecé a hacer amigo de Alex y posteriormente su socio, justamente cuando tuvo lugar la pandemia del AH1N1. Zazá estaba quebrado y yo renuncié a mi trabajo, pero en tres meses teníamos una fila de gente esperando entrar. Como si fuera un sueño, una película”. Así recuerda Lalo el arranque de esta aventura. Alex tiene su versión: “el 16 de diciembre de 2005 se inauguró Zazá. Julia Palacios le puso ese nombre. Empezamos siendo una cervecería (Cosaco desde el día uno, nuestro proveedor de siempre), y lo resalto porque ahora la cerveza está de moda, pero hace años no. Zazá llegó a tener 140 tipos de cerveza; actualmente intentamos no repetir, procuramos que haya una variedad no muy extensa porque mucho no significa más”.zaza-pizza-cerveza-alex-lalo-condesa-esencia-marvin-brattyAlex, tal como ocurre cuando alguien cree en una buena rola, en una banda, creyó en mi cocina. Así empezamos a hacer pizza con una particularidad: el queso Oaxaca (para mí el único parecido al mozzarella). Fuimos muy atrevidos, y a la fecha seguimos igual de locos”, comenta Lalo para luego elucubrar respecto a la materia inasible en la cual descansa el éxito de Zazá: “el lugar existe porque tiene flow, onda. Hoy día seguimos cocinando y sirviendo nuestra cerveza sin mayor pretensión que hacer disfrutar a los demás. Alex y yo somos como ZZ Top; todo cambia, pero nosotros seguimos al pie del cañón. Tenemos nuestra ondita, contamos con un menú que otros replican porque yo tuve un atrevimiento y el señor creyó en mí. No hay mayor complejidad”.

Prosigue Alex, concentrando lo que hallarán quienes se acerquen al número 1 de la calle Pachuca, en la colonia Condesa de la CDMX: “acá van a encontrar algo auténtico, no pretencioso. Amigos, buen ambiente, buena comida y buena cerveza. La gente que venga se la va a pasar chingón. Listo”. Lalo asiente: “Nos autodenominamos beatniks culinarios, en realidad. Y no pretendemos ser las grandes estrellas de la cocina, lo que hacemos es darle placer a la gente con nuestra comida y nuestra cerveza, eso es todo”.zaza-pizza-cerveza-alex-lalo-condesa-esencia-marvin-brattyEs Alex quien pone el punto final, antes de que nos afilemos los bigotes para encaminarnos a Zazá: “cualquiera puede hacer pizza, poner música y servir cervezas. La cosa es que nosotros disfrutamos hacerlo, como los carnales que somos. Al lado tenemos restoranes muy fancy, pero no los vemos como una competencia”. Es Lalo quien acaba con la charla: “mírennos, sólo somos dos que cocinan con el corazón”.

*Zazá nos acompañó durante la #EsenciaMarvin que recientemente llevamos a cabo con Bratty. Checa cómo se puso la cita y alístate para las que se avecinan: